Quetzaltenango

Diseñan el Ferrocarril de los Altos a escala

Un grupo de jóvenes, con aportes de la iniciativa privada, elaboró  una maqueta de lo que fue el Ferrocarril de Los Altos y su  ruta  de 44 kilómetros, entre  Quetzaltenango y  San Felipe Retalhuleu.

Por Carlos Ventura / Chimaltenango

El proyecto fue ejecutado en 11 meses y su costo fue de Q85 mil. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
El proyecto fue ejecutado en 11 meses y su costo fue de Q85 mil. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

Fernando Vásquez, gerente de la empresa Arquitectura Maquetas y Más, encargada de diseñar  la reproducción, explicó  que el objetivo es  resaltar la  historia de ese tren  que funcionó de 1930 a  1933.

“Decidimos recrear el recorrido del ferrocarril  86 después de que empezó a funcionar”, indicó el profesional.

Copia a escala

La maqueta, que mide  44 metros lineales y ocupa 72 metros cuadrados, reproduce a escala  la estación central, el ferrocarril y sus vagones, las estaciones del   recorrido, el túnel y la represa Santa María de  Jesús,  en el municipio de Zunil, Quetzaltenango.

También se pueden observar      los volcanes  Santa María y  Santiaguito en erupción, el río Samalá y los puentes que se construyeron en esos años.

“En septiembre de 1933 un temporal destruyó dos puentes y parte de la vía férrea en  Zunil”. Francisco Cajas, historiador de Xela.

Vásquez informó  que la réplica tuvo  un costo de Q85 mil, se elaboró  en  11 meses y  el sistema que emplea es eléctrico.

Para que el proyecto sea autosostenible  los encargados  decidieron cobrar  Q5 por el ingreso,  y los fondos   servirán para el mantenimiento de la maqueta que está  ubicada en el interior de la antigua estación del Ferrocarril de los Altos,  sobre la 4ª calle entre 19 y 21 avenidas de la zona 3 de Xelajú.

Esta abierto de lunes a domingo de 8  a 18 horas.

Un temporal

Francisco Cajas, cronista oficial de la cuidad de Quetzaltenango, señaló que el  tren  fue inaugurado el  30 de marzo de 1930 y que fue el primer tren eléctrico en  Guatemala  construido por una empresa alemana.

“Después de tres años y medio de  servicio el servicio  fue  suspendido, porque en septiembre de 1933 un temporal destruyó dos puentes y parte de la vía férrea en  Zunil”, explicó el historiador.

Vecinos pueden observar cómo funcionó este transporte. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
Vecinos pueden observar cómo funcionó este transporte. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)