Quetzaltenango

Explosión en depósito de combustible deja un muerto

Una persona muerta y daños a unas 5 viviendas fue el saldo de una fuerte explosión de una cohetería clandestina y donde había un depósito de combustible, ubicada en el sector 5 de Nuevo Chuatuj, Coatepeque, Quetzaltenango, informaron los cuerpos de socorro.

Por Alexande Coyoy / Quetzaltenango

Varias casas resultaron dañadas por la explosión que se registró en una residencia de Coatepeque. (Foto Prensa Libre: Alexander Coyoy)
Varias casas resultaron dañadas por la explosión que se registró en una residencia de Coatepeque. (Foto Prensa Libre: Alexander Coyoy)

La víctima mortal fue identificado como Hugo David Alvarado Andrés, de 36 años, quien murió de forma instantánea, indicaron los socorristas.

Los rescatistas señalaron que partes del cuerpo del occiso quedaron esparcidas a unos 10 metros del lugar de la explosión, así como la vivienda donde se presume había pólvora guardada y combustible quedo destruida totalmente.

Víctor Ixcot de los Bomberos Municipales Departamentales, dijo que la fuerte explosión hizo temblar la tierra y la misma fue sensible en el casco urbano de Coatepeque.

Señalo que destacaron varias unidades debido a la cantidad de llamadas que se recibieron de auxilio, y porque solo informaban de una explosión.

Fridel López, de Cruz Roja Guatemalteca delegación Coatepeque, dijo que cinco viviendas más resultaron con daños, así como varias personas con crisis nerviosa señalo que fueron atendidas en lugar y no quisieron ser trasladadas a ningún centro asistencial.

Menciono que un perro que era mascota del ahora occiso resulto con semiamputación de las extremidades delanteras y una trasera, por lo que la familia del fallecido solicitó que lo trasladaran a un centro médico veterinario, donde murió.

Eugenia Morales, suegra de Hugo David, dijo que su yerno estaba soldando una puerta y que cerca de la misma había una caneca con combustible, una chispa pudo haber provocado la fuerte explosión, dijo.

Sin embargo, otros vecinos indicaron que en dicho lugar guardaban pólvora, y fabricaban juegos pirotécnicos, los mismos iban a vender en varias locales comerciales de Coatepeque, presumen que una chispa de la soldadura pudo haber causado la explosión.

Varios agentes de la Policía Nacional Civil llegaron a dicho lugar, ya que la zona 7 es catalogada zona roja de Coatepeque y presumían que se había tratado de un artefacto explosivo lanzando a dicha vivienda.