Quetzaltenango

Fijan fecha para inicio de juicio contra futbolistas en Xelajú

El juicio contra seis jugadores y un utilero del Club Xelajú MC, señalados de agredir a un adolescente en 2013, cuando hicieron un rito de iniciación en las instalaciones del estadio Mario Camposeco, empezará en junio próximo, según resolución del Juzgado Primero de Primera Instancia Penal de Quetzaltenango.

Por Alejandra Martínez:

Tres de los señalados por supuesto abuso contra un menor en el Club Xelajú MC, son notificados del inicio de su juicio. (Foto Prensa Libre: Alejandra Martínez)
Tres de los señalados por supuesto abuso contra un menor en el Club Xelajú MC, son notificados del inicio de su juicio. (Foto Prensa Libre: Alejandra Martínez)

La jueza Silvia Ruiz fijó el 10 de junio para que empiece el debate en el Tribunal Primero de Sentencia Penal de Xelajú.

Durante las audiencias anteriores se ha presentado la versión del adolescente de 14 años, así como una declaración del médico que lo atendió a su ingreso al Hospital Regional de Occidente el 19 de diciembre de 2013, cuando se registró el incidente.

Algunas de las pruebas que se utilizarán en el juicio son los informes médicos y psicológicos que respaldan la versión del joven, respecto de la agresión física y sexual dela cual, según él, fue víctima.

La semana última fueron enviados a juicio William Oroxom, utilero del equipo, y los jugadores Edgar David Chinchilla, Kevin Eduardo Arriola, Julio Francisco Estacuy, Milton Gary Leal, ell brasileño Juliano Rangel de Andrade, el hondureño José Alberto Mendoza y el costarricense Sergio Fernando Morales, acusados de maltrato contra personas menores de edad.

Todos los jugadores, a excepción de Morales, pertenecen al Club Xelajú MC.

Los últimos 3 futbolistas mencionados también son acusados de agresión sexual con agravación de la pena.

Todos los procesados son señalados por la Fiscalía de causar daño emocional y físico al joven, y de vulnerar su indemnidad sexual.

A principios de este mes, el futbolista brasileño Israel Silva también figuraba en el proceso, pero la misma jueza resolvió un sobreseimiento a su favor, luego de que el Ministerio Público no solicitara llevarlo a juicio.

De forma extraoficial se conoció que Silva canceló a la familia del ofendido Q50 mil para reparar los daños causados, además de reconocer su participación en el supuesto bautizo, y pedir públicamente una disculpa a la víctima y a su familia.