Quetzaltenango

MP solicitará antejuicio contra gobernadora 

La Fiscalía de Quetzaltenango solicitará antejuicio contra la gobernadora Claudia Ávila porque supone que incidió en un conflicto laboral entre 19 empleados con proceso de despido del Segundo Registro de la Propiedad, entre los cuales figura su padre.

Por Carlos Ventura y Carlos Álvarez

Claudia Ávila, gobernadora de Quetzaltenango, podría ser investigada por abuso de autoridad y tráfico de influencias. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura).
Claudia Ávila, gobernadora de Quetzaltenango, podría ser investigada por abuso de autoridad y tráfico de influencias. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura).

Elka Huitz Recinos, fiscal distrital del MP, señaló que la denuncia fue recibida por la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

La querella señala que, por medio de llamadas telefónicas,  varias personas alertaron sobre la presencia de la gobernadora en el Registro, el miércoles último, y que  se reunió durante más de cuatro horas con su padre, Roderico Ávila Rojas, los otros 18 empleados  y los registradores.

“Según la PDH, hay delitos que investigar con base en la denuncia anónima realizada por llamada telefónica y, según la denuncia,   hay abuso de autoridad. En virtud que la sindicada es  funcionaria pública, el trámite es solicitar el antejuicio correspondiente para ver si hay formación de causa”, detalló Huitz Recinos.

Caso particular

  • Marco Arodi Zaso, registrador, señaló que el Juzgado de Primera Instancia de Trabajo ordenó emplazar el Segundo Registro, acción que fue promovida por los 19 trabajadores despedidos.
  • El periódico elQuetzalteco publicó el miércoles la noticia de la injerencia de la gobernadora en el Registro; sin embargo, ese día la mayoría de  ejemplares fueron comprados por unos cuantos particulares.

Se trató de conocer la postura de Ávila, pero no fue posible localizarla en la Gobernación Departamental ni respondió las llamadas telefónicas.

Presidente decidirá

El vicepresidente Jafeth Cabrera fue consultado sobre la supuesta intromisión de la gobernadora para que no despidieran a los trabajadores, entre ellos su padre, y si se evaluará la conducta de la funcionaria.

“Los gobernadores son los representantes del señor presidente. Yo he estado pocas veces en esas reuniones. En este momento no nos hemos sentado a ver la evaluación, cómo se va a hacer o si él ya tiene alguna ruta para tomar decisiones”, explicó Cabrera.

El vicemandatario agregó que está seguro de que Jimmy Morales ya tiene una estrategia para evaluar el desempeño de esos servidores. De “estos casos específicos, como el de la gobernadora, hablaré con el presidente”, aseveró.

Cabrera agregó: “Si hay una interacción de algún gobernador en alguna instancia del Gobierno no es lo correcto, porque cada quien debe desempeñar su posición como lo establecen las leyes”.

Critican intervención