Quetzaltenango

Periférico de Xela continúa inconcluso

Comerciantes, transportistas y vecinos que utilizan el periférico de Quetzaltenango ven con preocupación que los trabajos de ampliación a cuatro carriles quedaron suspendidos desde hace cinco meses, sin que se tenga certeza de cuándo serán retomados para su finalización.

Por Alejandra Martínez / Quetzaltenango

Los trabajos se retomaron   por tres días en la zona 7, pero fueron abandonados de nuevo. (Foto Prensa Libre: Alejandra Martínez)
Los trabajos se retomaron por tres días en la zona 7, pero fueron abandonados de nuevo. (Foto Prensa Libre: Alejandra Martínez)

Aunque la semana última se reanudó la obra, solo fue durante tres días, ya que se utilizaron los pocos recursos que había en existencia.

Se informó que el atraso en los trabajos se debe a que el pago a la compañía no ha sido desembolsado y sin fondos no se tiene certeza de la fecha de culminación de la obra, que se empezó en enero del 2013.

El proyecto fue adjudicado a finales del 2012 a la Constructora Gsed-Alfa, Sociedad Anónima, por un monto de Q37 millones 917 mil 297.32, ejecutada con fondos del fideicomiso Fondo Social de Solidaridad.

Faltan drenajes

Además de la ampliación, falta la construcción de drenajes transversales, para evitar que el agua dañe el asfalto.

Cristian Martínez, supervisor del proyecto, indicó que aún hace falta una capa de asfalto y señalización, la cual deberá hacerse cuando se finalice la colocación de asfalto en los 3.9 kilómetros que abarcan desde la rotonda de tribunales, entre las zonas 6 y 7 hasta la de la licorera, en la zona 8 de Xela.

Explicó que no se tiene certeza alguna de cuándo se reanudarán las labores, ya que el principal obstáculo es financiero. “Respecto de los drenajes transversales, solicitaron que se incluyera, pero el costo es de unos Q5 millones y la obra no lo podía absorber. Ahora se tendrán que construir cuando la comuna de Xela cuente con el dinero para hacerlo,” señaló Martínez.

Peatones peligran

“En todo el sector no hay pasarelas; quienes vamos a pie sabemos que nuestra vida corre peligro al cruzar, pero no tenemos otra opción”, resaltó la vecina Ana María Juárez.

Carmen Barrios, jefa de drenajes de la comuna, informó que en el trayecto del periférico era necesario construir unos 10 drenajes transversales antes de que se colocara el asfalto, situación que solicitaron al Ministerio de Comunicaciones, pero la respuesta tardó en llega; primero fue positiva, pero al final no se logró hacer nada.

Detalló que se priorizaron cuatro drenajes, los cuales se tendrán que construir en algún momento con recursos de la comuna, aunque ya esté concluida la ampliación.

Lea nota completa en la edición impresa de Prensa Libre o adquiérala aquí