Quetzaltenango

Universitario muere acuchillado en Xela

Juan Fernando Martínez González, de 22 años, falleció el martes último en el Hospital Regional de Occidente (HRO), en Quetzaltenango, después de que desconocidos lo atacaron con arma cortante durante un asalto, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Por la Redacción / Xela

Juan Fernando Martínez González era originario de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Facebook)
Juan Fernando Martínez González era originario de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Facebook)

Según el informe policial, Martínez González caminaba con dos compañeros de estudio en la zona 2 de Xela, donde pasajeros de un vehículo les interceptaron el paso y los golpearon para robarles sus pertenencias.

Martínez fue agredido con un arma cortante por los sujetos, quienes huyeron con rumbo desconocido. Luego, el universitario fue trasladado al HRO en un vehículo privado, pero murió debido a la gravedad de las heridas.

Autoridades indicaron que la víctima cursaba ingeniería en el plan diario del Centro Universitario de Occidente de la Universidad de San Carlos de Guatemala; mientras, que los fines de semana asistía a la Universidad Rafael Landívar, para estudiar criminología.





*Con información de elQuetzalteco

Hecho similar

El 21 de febrero del 2015, la universitaria Zuli Xiomara Recinos, 27, murió en el Hospital Nacional de Chiquimula, después de que fue atacada con arma cortante en Esquipulas.

Socorristas informaron que Recinos se dirigía en motocicleta a la extensión de la Universidad de San Carlos cuando dos individuos le interceptaron el paso y la asaltaron.

Añadieron que de inmediato auxiliaron a la mujer y la trasladaron al mencionado centro asistencial, donde murió por hemorragia a causa de las heridas.

El ataque ocurrió en la colonia San José Obrero, de ese municipio.

Confiesa  crimen

Vecinos  indicaron que al escuchar los gritos de la joven la auxiliaron y pidieron apoyo a las autoridades.

Añadieron que luego se organizaron y junto con agentes de la PNC lograron la captura de Érick Súchite Pérez, de 18 años, quien confesó que a él y a su cómplice les pagaron Q2 mil 500  para ultimar a la  universitaria.