Quetzaltenango

Sector comercial de Xelajú vuelve ser víctima de inundación

Al menos 300 comercios y viviendas de diferentes zonas de Xelajú fueron afectados por la fuerte lluvia que caryó la noche del lunes, lo que causó que calles y avenidas se inundaran por lo obsoleto del sistema de alcantarillas y evidenció una vez más que la reacción de la municipalidad también es arcaica.

Por Carlos Ventura / Xela

Comerciantes de Xelajú retiran el lodo que arrastró la correntada hacia sus locales en la 6ª avenida de la zona 2. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
Comerciantes de Xelajú retiran el lodo que arrastró la correntada hacia sus locales en la 6ª avenida de la zona 2. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

Los tragantes ubicados en la 17 avenida, entre 3ra y 4ta calles de la zona 3, colapsaron debido a la gran cantidad de lluvia que cayó durante la noche del lunes último.

En los barrios Santa Ana y el Calvario, en la zona 1, también se registraron inundaciones, así como en la colonia Trigales, en la zona 7, así como en la zona 8 y 9.  

Alberto García, dueño de un negocio de polarizado de automóviles, en La Ciénega, zona 2 de Xela, señaló que el agua ingresó en su local y dañó varios productos, entre estos pastas para pulir, filtros para vehículos, película para polarizado y otros objetos.

“Solo fue la primera lluvia y ya tenemos estragos. Qué desgracia de autoridades locales que evidencian que no le van a poner atención a este problema que tenemos desde hace muchos años y ahora las cosas se complican, porque la correntada arrastra basura de la zonas altas de la ciudad, por la falta de educación de algunos vecinos”, se quejó García.



Comerciante de la zona 2 de Xela limpian su negocio que fue inundado por correntadas ocasionadas por la fuerte lluvia del lunes último. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
Comerciante de la zona 2 de Xela limpian su negocio que fue inundado por correntadas ocasionadas por la fuerte lluvia del lunes último. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)


Jorge Ambrosio, comerciante de la 6ª avenida y 6ª calle de la misma zona, señaló que solo en ese sector fueron afectados 60 comerciantes, por lo que los propietarios sacaban ayer el agua de lluvia con lodo y basura.

“En este sector vendemos muchos productos para carros y se nos arruinaron las cajas que los contenían”, lamentó.

“El problema que vemos es que nunca se planificó bien esta zona. Los drenajes son  obsoletos, y otro problema es la cantidad de basura que arrastra la correntada y hace que se tapen los tragantes”, añadió.









Arnoldo Momotic, comerciante que tiene un local a un costado del carril auxiliar de la 7a avenida de la zona 2, dijo que ya se acostumbró a las inundaciones y a que debe de limpiar, y en ocasiones ha tenido pérdidas económicas.

“Como todos los años, las primeras lluvias causan estragos en este sector y con otros vecinos nos hemos acostumbrado, por la indiferencia de las autoridades que no han cumplido. Como ellos están bien en sus casas, se olvidan de nosotros. Yo recuerdo que el actual alcalde (Luis Grijalva) visitó el sector y hoy él está allá arriba bien cómodo”, reclamó.



El restaurante Lagartijas Sport Bar, en la 19 avenida de la zona 1 de Xela, se inundó debido a que el agua de lluvia salió por los tragantes.  (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
El restaurante Lagartijas Sport Bar, en la 19 avenida de la zona 1 de Xela, se inundó debido a que el agua de lluvia salió por los tragantes. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)


En la zona 3 de Xela, Arturo Cifuentes, criticó al alcalde debido a que ya se avecina el invierno y no ha hecho nada para darle una solución al problema de las inundaciones.

“Yo vendo ropa deportiva y mucha se mojó, porque el agua de lluvia entró al negocio. La municipalidad, cuando hay inundaciones manda cuadrillas, pero con personal insuficiente. Hay corte de energía eléctrica y debemos esperar largas horas. Vivimos en un total desastre”, expresó.

Zonas afectadas

Carmen Sajquim, del Departamento de Drenajes de la Municipalidad, dijo que en partes de las zonas 1, 2, 3, 4, 5, 7, 8, 9 y 10 se reportaron inundaciones, debido a la fuerte correntada causada por la lluvia, que arrastró basura, piedras y lodo.

Añadió que de enero al 1 de marzo efectuaron limpieza en 515 tragantes, lo que ayuda a que el agua también corra rápidamente en otros sectores.

Sajquim señaló que ese departamento solo cuenta con 45 personas para atender nueve zonas afectadas, lo que consideró una limitación.



Comerciantes y vecinos retiran lodo arrastrado por correntadas en un sector de Xela. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
Comerciantes y vecinos retiran lodo arrastrado por correntadas en un sector de Xela. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)


“El problema es que la tubería y el sistema de drenajes no se da abasto para absorber gran cantidad de agua. También nos afectó la basura y ramas de árboles que hicieron que la corriente se estancara y se inundaron las calles”, expuso.

Sin capacidad

El alcalde Luis Grijalva reconoció que la municipalidad no tiene capacidad para atender la demanda del sistema de alcantarillas, y se necesitan Q900 millones para construir otro.

Manifestó que las cuadrillas recogían ayer el lodo y basura en las calles.

“Espero en Dios que no nos venga una tormenta, porque no tendríamos la capacidad de atender. Es un problema, pero no tenemos recursos para hacer el cambio de drenajes, por eso pido a los vecinos que colaboremos con no tirar la basura en la calle, porque causa problemas, sobre todo en las zonas bajas”, recomendó.