Condenados a 110 y 160 años de cárcel por plagio de menor

El Tribunal de Sentencia de Femicidio  de Quiché condenó ayer a tres hombres  a   entre   110 y 160 años de prisión inconmutables,  por   los delitos de plagio o secuestro, femicidio y trata de personas, cometidos contra     Romelia López Ventura, de 14 años, el 22 de agosto del 2014, en Santa María Cotoxac,  Uspantán.

Por Óscar Figueroa / Quiché

Condenados por plagio de menor en Quiché recibieron condena por Tribunal de Sentencia. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)
Condenados por plagio de menor en Quiché recibieron condena por Tribunal de Sentencia. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)

Los condenados son Santos Tomás Otzoy Quim, 53, quien debe ir a prisión 160 años   y   pagar una multa de Q350 mil, por   plagio o secuestro, femicidio y trata de personas; Martín Ajiataz Cosiguá, 42,   irá a la cárcel  150 años, por   secuestro y femicidio; mientras que Rolando Darío Beb Gómez, 22,  purgará prisión de 110 años, por  plagio o secuestro y trata de personas.  Además,  debe  pagar Q350 mil de multa por el delito de trata de personas.

El juez  Iván Morán explicó que los imputados fueron condenados a las respectivas penas por determinación unánime del tribunal.

Los hechos

De acuerdo con la investigación del   Ministerio Público, para cometer el secuestro, los sentenciados se ocultaron en un lugar solitario  y cuando  López Ventura se dirigía  al  molino de nixtamal la retuvieron y la llevaron a una vivienda ubicada  en Quetzaltenango, donde la mantuvieron cautiva.

Beb Gómez fue descubierto por líderes comunitarios, a quienes les confesó el delito que había cometido, y luego alertó a sus cómplices, quienes mataron a López Ventura.

El cadáver  desmembrado de  la adolescente fue  localizado  en septiembre del 2014,   en  el paraje Chuipachec, zona 1 de la cabecera de Totonicapán.

Agentes de la Policía Nacional Civil  decomisaron los teléfonos que utilizaron los secuestradores    para negociar  la liberación  de la menor, por quien  exigían Q150 mil a la familia.

Vecinos hallan cadáver

El  cadáver de López fue localizado en un barranco, a unos 50 metros de la ruta entre Totonicapán y San Antonio Ilotenango, Quiché.

En el lugar fueron halladas   las extremidades superiores e inferiores, y aunque  vecinos ayudaron en la búsqueda,  no se encontró el tórax ni el cráneo.

También fueron  hallados parte de un traje típico, una blusa rosada,  una faja estampada y un par de sandalias de plástico.