Incendio forestal consume bosque de coníferas

Al menos 70 personas, entre soldados, bomberos forestales del Sistema de Prevención y Control de Incendios Forestales (Sipecif) y pobladores trabajan en una montaña del caserío Camanchaj, Sacapulas, Quiché, para intentar controlar un incendio forestal que ha consumido más de un kilómetro de bosque.

Por Óscar Figueroa / Sacapulas

Soldados de  la Quinta Brigada de Infantería de Huehuetenango combaten incendio forestal en Sacapulas, Quiché. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)
Soldados de la Quinta Brigada de Infantería de Huehuetenango combaten incendio forestal en Sacapulas, Quiché. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)

En el lugar laboran 34 efectivos Quinta Brigada de Infantería de Huehuetenango, 25 bomberos forestales de las brigadas de Nebaj y Santa Cruz del Quiché del Sipecif y más de una decena de habitantes del área afectada por el fuego.

Erick Escobedo, comandante de la Quinta Brigada militar, informó que se han cumplido más de 24 horas desde que se inició el incendio y que la prioridad es impedir que el fuego se extienda, para que no perjudique viviendas que se ubican en las cercanías.

“A pesar de la gran cantidad de humo, el trabajo continúa para rescatar lo más posible del bosque de coníferas que está siendo devastado”, resaltó Escobedo.