Menor fue violada por su padre en su propia casa 

Tomás Chel Brito fue condenado a 34 años de prisión inconmutables por haber violado a una de sus hijas en  su vivienda, en la aldea Chascabal, Nebaj, Quiché.

Por Oscar Figueroa / Santa Cruz del Quiché

Tomás Chel Brito pasará 34 años en la cárcel por el delito de violación. (Foto Prensa Libre: Oscar Figueroa).
Tomás Chel Brito pasará 34 años en la cárcel por el delito de violación. (Foto Prensa Libre: Oscar Figueroa).

El juez presidente del Tribunal de Femicidio de Santa Cruz del Quiché, Iván Morán, halló culpable a Chel de violación con agravación de la pena en perjuicio de una de sus hijas menores.

El juzgador indicó que según las pruebas, el abuso ocurrió en la residencia de la familia Chel Rivera, ubicada en la aldea Chascabal, en el referido municipio.

Añadió que, durante el juicio, se le concedió valor probatorio a las declaraciones de la víctima y al testimonio de otra de sus hermanas que también fue agraviada, ya que el sentenciado también intentó violarla.

"El acusado fue absuelto por el delito de agresión sexual con agravación de la pena, en agravio a su otra hija, debido a un error en la acusación del Ministerio Público (MP), ya que consignó equivocadamente el nombre de Tomás Chel”, explicó el juez Morán.

Madre denunció

Autoridades indicaron que el abuso fue denunciado por Ana Rivera Raymundo, quien además de ser madre de las agraviadas, es la esposa del condenado. Durante las audiencias se estableció que la niña que fue abusada por su papá en el 2014, cuando tenía 13 años; mientras que, la otra niña agredida tenía 12.