Transportistas de buses extraurbanos podrían suspender labores

Debido a un ataque armado contra el piloto de un autobús de la empresa Velos Quichelense, ocurrido este martes en el kilómetro 36 de la ruta Interamericana, en Santiago Sacatepéquez, Sacatepéquez, representantes de la Gremial de Transportistas de Quiché lamentaron la falta de interés del Gobierno en proveerles seguridad y podrían ir a paro.

Por Óscar Figueroa / Quiché

Archivado en:

Ataque a buses Quiché
El servicio de buses fue irregular en Santa Cruz del Quiché, debido al ataque contra un piloto en Santiago Sacatepéquez, Sacatepéquez. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)
El servicio de buses fue irregular en Santa Cruz del Quiché, debido al ataque contra un piloto en Santiago Sacatepéquez, Sacatepéquez. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)

A decir de los transportistas, en los últimos 15 días seis han sido los ataques directos en contra de buses que de Joyabaj y Santa Cruz del Quiché proporcionan el servicio hacia la capital.

Los afectados atribuyen los atentados a los cuatro grupos delincuenciales que extorsionan a los empresarios a cambio de dejarlos trabajar con normalidad.

Pilotos y ayudantes manifestaron que por cada uno de los cien buses deben pagar Q500 semanales, lo que implica un pago de Q200 mil mensual a los extorsionadores de Q200 mil al mes.

Este martes, Oscar Aníbal Hernández López, de 50 años, piloto de un bus extraurbano de la empresa Veloz Quichelense, resultó herido de bala en el kilómetro 36 de la ruta Interamericana, por el ataque fue capturado el presunto atacante.

Los pilotos aseguran que los ataques en su contra continúan a pesar de las reuniones que han sostenido con representantes del Ministerio de Gobernación, quienes se han comprometido a proporcionarles seguridad, pero estos esfuerzos no rinden los resultados esperados.

Analizan medidas

Como medidas de auto protección, los transportistas se reunirán para determinar si continúan trabajando en las condiciones actuales o suspenden el servicio debido a la inseguridad.

De los setenta y cinco buses que circulan diariamente de Joyabaj a Guatemala, únicamente laboran 15; mientras, que sólo 10 buses de Santa Cruz del Quiché, son los que continúan en servicio.