Transportistas logran anulación de remisiones 

La imposición de dos remisiones a buses extraurbanos de Quiché causó que empresarios retuvieran a autoridades, pero luego del diálogo, la sanción quedó sin efecto.

Por Óscar Figueroa / Santa Cruz del Quiché

Lugar donde se originó la manifestación de los transportistas en Quiché. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa).
Lugar donde se originó la manifestación de los transportistas en Quiché. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa).

Los operativos se llevaron a cabo este miércoles en el km 156 de la Ruta Nacional 15 rumbo a Santa Cruz del Quiché, donde la imposición de las remisiones valoradas en Q40 mil a miembros de la Gremial de Transportistas de Quiché (GTQ) originó que los empresarios retuvieran por hora y media a inspectores de la Dirección General de Transportes (DGT) y a agentes del Departamento de Transito. 

Según los inconformes, es insólito que se les sancione por carecer de licencia para que funcionen las unidades del transporte extraurbano, ya que según ellos, han tramitado la obtención del aval, pero la DGT no se las ha otorgado.

Hubo personas retenidas

Entre los retenidos estuvo Sergio Sandoval, inspector de la DGT, dos de sus compañeros y agentes de la Policía Nacional Civil que viajaban a bordo de la autopatrulla DT-06.

Los transportistas inconformes se quejaron de que en años anteriores, algunos inspectores de la DGT les han exigido entre Q2 mil y Q10 mil a cambio de anular las remisiones que les han impuesto.  Añadieron que en esta ocasión fue necesario el diálogo vía telefónica entre Delfino Natareno Girón, presidente de la GTQ, y Luis Fernando Villegas Negreros, director General de Transportes, quien autorizó la anulación de las dos remisiones.

Ante la presencia de las autoridades correspondientes, el presidente de los transportistas increpó a Villegas Negreros del por qué continuaban los operativos en Quiché, a pesar de que a comienzo de este mes, ambos habían sostenido una reunión en la que el funcionario se había comprometido a agilizar el trámite para que los transportistas obtuvieran por fin el aval para trabajar.

Respuesta lenta

"Es injusto que le impongan sanciones a nuestros agremiados por carecer de licencia para que sus líneas de transporte funcionen, cuando la DGT es la única culpable, porque la documentación ha sido tramitada, pero ellos no han dado respuesta favorable.  El colmo es tal, que existe un compañero que lleva 15 años tramitando su licencia y aún no la ha obtenido", afirmó Natareno Girón.

Ante la orden emitida vía telefónica por Luis Villegas, el inspector de la DGT, Sergio Sandoval, escribió "Anuladas por orden superior" en las remisiones No.1896 y 1897.

"La primera multa fue impuesta por Q25 mil, porque el conductor no presentó la licencia de operación y la segunda por Q15 mil, ya que la unidad no está asegurada contra accidentes tal y como manda la Ley", indicó Sandoval, quien refirió que al anular las remisiones no incurren en una ilegalidad, porque esta acción fue autorizada por orden superior.

Al preguntarle si colocaban las remisiones para obtener dinero de los transportistas para anular la multa, Sandoval aseguró que esa práctica probablemente fue efectuada por malos empleados que estuvieron en la institución y a quienes se les ha demostrado los hechos de corrupción han sido despedidos".