Viuda delata a presuntos victimarios de su esposo

Un grupo de pobladores de Nebaj  capturó a dos sospechosos de la muerte de un hombre, luego de que la esposa de la víctima los delatara. 

Por Óscar Figueroa / Nebaj

Los dos sospechosos de haber cometido el crimen en Nebaj. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa).
Los dos sospechosos de haber cometido el crimen en Nebaj. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa).

Los detenidos son Jacinto Brito Guzmán, de 25 años, y Juan Santiago Sánchez, de 39, quienes serían los responsables de la muerte de Juan López Sánchez, de 48, cuyo cadáver fue localizado el lunes último en la aldea Pulay, en el referido municipio de Quiché.   

Se informó que la viuda explicó a líderes de la comunidad que ella sabe quiénes cometieron el crimen, por lo que vecinos se organizaron y capturaron a Brito y  a Sánchez.

Añadió que hace algunos meses, Jacinto Brito Guzmán amenazó de muerte a cónyuge, aunque se desconoce el motivo. 

Según información de la Policía Nacional Civil (PNC) ambos sindicados habrían confesado haber dado muerte a López y posteriormente la turba los entregó a agentes de esa institución.

“La detención de los presuntos delincuentes se logró gracias a la colaboración de los líderes de la aldea Pulay, quienes en la madrugada de este martes los aprehendieron y los  entregaron, luego de que confesaron ante la multitud cómo habían perpetrado el crimen" explicó Benjamín Pacay Castro, de la PNC en Nebaj.

Amenaza a otros vecinos

Pacay añadió que, para los pobladores de Pulay, la denuncia de la viuda de López Sánchez es fiable, porque Brito Guzmán es conocido por consumir drogas y de amenazar de muerte a varios vecinos.

Agentes de la PNC e investigadores del Ministerio Público allanaron las viviendas de los detenidos y encontraron ropa con manchas, supuestamente de sangre. Lo decomisado será  analizado en laboratorio para ampliar la investigación.

Esta será cotejada en examen de laboratorio con la de Juan López para que mediante prueba científica se corrobore o no si los sindicados actuaron en el hecho.

El cadáver de Juan López Sánchez fue hallado en un terreno ubicado a 15 metros de un camino entre la aldea Pulay y el caserío Pexlá Chiquito, de donde era originaria la víctima.

Sufrió heridas

Autoridades indicaron que a  la víctima le fue amputada la oreja derecha, tenía una herida corto contundente en el ojo derecho y aparentes fracturas en el cráneo, que le habrían causado con un objeto contundente. 

Enrique Pérez Ceto, auxiliar municipal de la Procuraduría  de los Derechos Humanos,  dijo que fue algo positivo que los habitantes de Pulay entregaran  a los  dos sospechosos a la PNC, en vez de hacer justicia con mano propia.