Localizan cadáver de niña en San Felipe

Vecinos del barrio La Llovizna, en San Felipe, Retalhuleu, localizaron este sábado a orillas del río Samalá el cadáver de una niña de 3 años que había desaparecido desde hace unos cuatro días, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Por Jorge Tizol / Retalhuleu

Vecinos del barrio La Llovizna, en San Felipe, Retalhuleu, observan cuando agentes de la PNC recogen evidencias. (Foto Prensa Libre: Jorge Tizol)
Vecinos del barrio La Llovizna, en San Felipe, Retalhuleu, observan cuando agentes de la PNC recogen evidencias. (Foto Prensa Libre: Jorge Tizol)

Se trata de Darling Aracely Soto, quien había sido reportada como desaparecida por familiares, quienes indicaron que la vieron por última vez en el inmueble donde vivía y que desconocen si fue secuestrada por desconocidos.

El cuerpo de la niña fue encontrado en estado de descomposición y sin ropa, y según el reporte policial sufrió algunos golpes que pudieron haberle provocado la muerte.

Pobladores que se acercaron al lugar del suceso repudiaron el hecho y exigieron a las autoridades que investiguen para determinar si fue un accidente o si se trata de un crimen.

Otro caso

El cuerpo de Ashly Johana Castellanos Nájera, de 4 años, quien fue secuestrada el 10 de agosto último, fue localizado cuatro días después, en la colonia Interamericana, en la cabecera de Jutiapa.

Autoridades informaron que la menor tiene señales de violencia y se presume que fue ultrajada. El hallazgo causó indignación de vecinos, quienes exigen justicia.

La Policía Nacional Civil (PNC) informó que capturó en la cabecera de Jutiapa a Cristian Alexánder Cordero Ordóñez, de 19 años, presunto secuestrador de la menor, a quien habría abandonado porque le molestaba su llanto.

Marvin López, de la Comisaría 21 de la PNC, indicó que Cordero confesó el secuestro de la menor, el cual ocurrió el martes último en el sector conocido como Colonias del Norte, en la cabecera de Jutiapa.

“El individuo afirmó que debido a que la niña lloraba mucho la dejó frente a la entrada del cementerio general de la ciudad de Jutiapa”, aseguró López.

Vecinos informaron que cuando ocurrió el plagio, la menor jugaba con otro niño cerca de unas piletas en la colonia La Democracia Dos, de donde Cordero se la llevó a la fuerza en una motocicleta y con rumbo ignorado.

Familiares de la niña identificaron al individuo como el culpable del rapto y brindaron información a la PNC para que le dieran seguimiento al caso, por lo que efectuaron la captura.

“La familia de la niña considera que el hecho es producto de una disputa familiar entre los padres de la menor, quienes están divorciados", expresó López.