Menor de 14 años es señalado de dos crímenes 

Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) capturaron en la aldea Sibaná, El Asintal, Retalhuleu, a un menor de  14 años, sindicado  de haber ultimado al piloto de un mototaxi y a un estudiante. 

Por Jorge Tizol / El Asintal

Agentes de la PNC custodian al adolescente detenido en Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Jorge Tizol).
Agentes de la PNC custodian al adolescente detenido en Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Jorge Tizol).

Investigadores indicaron que la detención se efectuó el domingo último, luego de que el presunto sicario fue identificado por personas que presenciaron uno de los crímenes.

Añadieron que el menor es sindicado de haberle dado muerte a balazos a Héctor Pérez, 22, cuando este conducía un mototaxis en la aldea El Xab, El Asintal. El crimen ocurrió el  7 de este mes.

También es señalado de haberle disparado el miércoles pasado a los hermanos Eduardo, de 17, y Antonio Cardona, de 22, quienes se dirigían a un establecimiento educativo en la colonia Santa Elena, del referido municipio.

En esa ocasión, socorristas indicaron que Antonio Cardona murió en el Hospital Nacional de Retalhuleu a causa de la gravedad de las heridas que sufrió.

Byron Barrios, de la PNC, dijo que presumen que  el menor es integrante de una pandilla que se dedica a las extorsiones, y que podría haber más involucrados, por lo que continuarán con las investigaciones.

Preocupa avance de pandillas

En septiembre del 2015, residentes de la provincia mostraron su preocupación por el avance y crecimiento de las pandillas, lo cual consideran un problema social, pues a diario esos grupos suman más integrantes, en especial jóvenes afectados por la pobreza, desintegración familiar, falta de educación y adicciones.

El 23 de octubre último, el Ministerio Público (MP) el Modelo de Atención y Persecución Especializada para los Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal.

Con este modelo se busca que cada uno de los casos sea evaluado por un grupo multisectorial, que decidirá si se les da un procedimiento abreviado para que no se judicialicen los mismos.

Según autoridades, el modelo pretende dar el acompañamiento a los adolescentes para que no vuelva otra vez a delinquir y no generen mayores daños con su segunda o tercera participación en un delito.