Rescatan a hermanos agredidos por su padrastro

Cuatro hermanos que supuestamente eran maltratados físicamente por su padrasto fueron rescatados este lunes en la cabecera de Retalhuleu, según reportes de la Procuraduría General de la Nación (PGN).

Por Rolando Miranda / Retalhuleu

Niños rescatados en la cabecera de Retalhuleu muestran heridas ocasionadas por agresor. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Niños rescatados en la cabecera de Retalhuleu muestran heridas ocasionadas por agresor. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Los menores, cuyas edades oscilan entre 1 y 11 años, presentan lesiones en diferentes partes del cuerpo, principalmente la espalda, según Vardin Calvillo, de la PGN.

Añadió que cuando llegaron al inmueble, situado en la zona 4 de la cabecera, los niños se encontraban solos y luego de descubrir las lesiones y cicatrices procedieron a su rescate.

"Al preguntarle a los niños sobre lo que les había pasado, indicaron que eran golpeados por su padrastro con un lazo y un cable eléctrico”, añadió Calvillo.

Calvillo agregó que un vecino de los niños interpuso una denuncia ante esa entidad, y que según las investigaciones, el abuso se daba desde hace unos seis meses, sin que la madre de los menores lo impidiera o denunciara.



Uno de los niños agredidos en la cabecera de Retalhuleu, muestra señas en la piel ocasionadas supuestamente por su padrastro. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Uno de los niños agredidos en la cabecera de Retalhuleu, muestra señas en la piel ocasionadas supuestamente por su padrastro. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)


Persisten abusos

El 28 de enero último, personal de la PGN, la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ministerio Público rescataron en la cabecera de Retalhuleu a una menor de 17 años, y a su hija de 6 meses, quien es producto de un abuso sexual.

El rescate se efectuó durante un allanamiento en la vivienda de los abuelos de la víctima, ubicada en la comunidad Nueva Candelaria.    

Repudian maltrato infantil

Recientemente, pobladores y representantes de diferentes sectores de siete departamentos  manifestaron su repudio, indignación  y preocupación por la incidencia de casos de maltrato infantil  con  saña y brutalidad, en su mayoría   por  familiares.

La PGN, en Quetzaltenango, informó que en lo que va del año ha reportado 30  casos de maltrato contra menores.

Algedi Morales,  de esa institución, dijo que  los casos    contra   la niñez   van desde violencia física, psicológica y sexual, ocasionados, en la mayoría de veces, por   padres o familiares cercanos, especialmente en el área rural.

Dora Castillo, trabajadora social del Juzgado de la Niñez en Xela, indicó que en muchos casos  los padres no saben corregir a sus hijos y los agreden, los queman y hasta los matan, en lugar de utilizar técnicas disciplinarias adecuadas, como dialogar y dar consejos.

Castillo recordó el caso de José Ovidio Zúñiga, de 3 años, quien se presume murió por  golpes y quemaduras en el cuerpo que le causó su tía, Vilma   Rosales,  en el 2015.

Reyes  Ochoa, juez de la Niñez y Adolescencia en Huehuetenango, señaló  que   en los primeros dos meses de este año se han reportado 40 casos en Chiantla, Malacatancito, Jacaltenango y  cabecera departamental.

“La familia es la base de la sociedad, por lo que  se debe dar amor y una adecuada orientación, para que los niños sean personas de bien”, añadió.

Érick Villatoro, de la Procuraduría de los Derechos Humanos, de ese departamento, dijo que la forma atroz con que se cometen esos casos es una clara muestra de la pérdida de valores.

Para el obispo de Huehuetenango, Álvaro Ramazzini, ese flagelo requiere ser dimensionado, denunciado y tratado con urgencia.





Incidencia

Marco  de León, juez de la Niñez y Adolescencia, informó que en los últimos dos meses se ha  rescatado a  dos niños, a quienes se les violó su  derecho    a la salud, pues sus padres se han   resistido a que reciban atención médica por   desnutrición. Añadió que en el 2015 fueron 25 menores  rescatados.

En Retalhuleu, el caso más reciente ocurrió el pasado 20 de enero, en  El Asintal,  cuando dos niños fueron atacados a balazos por otro menor.

Ricardo Gómez,  juez de la Niñez y  Adolescencia   en Chimaltenango, comentó que los  hechos  más comunes en ese departamento son el maltrato físico y  sexual  en niñas, principalmente cometido  por  adultos, quienes se   aprovechan de diversas circunstancias, como los escasos recursos económicos y la desintegración de los hogares.

Agregó que  32 niños de  Patzún, Zaragoza, Parramos, San Martín Jilotepeque y El Tejar  han sido víctimas de agravio en lo que va del 2016.

En Escuintla, Petén, Izabal, Jutiapa, Jalapa y Suchitepéquez las cifras también son alarmantes.

Alejandro Maldonado, presidente de la Asociación de Desarrollo y Esperanza para la Niñez Guatemalteca (Adengua),    la cual vela  por proteger la salud integral de los menores, aseguró que para combatir la violencia contra la niñez es urgente  implementar un plan de seguridad  y protección para la niñez.

Con información de M. Castillo, M. Longo, R. Miranda, D. Stewart, R. Escobar, O. Figueroa, M. Popá y M. Sandoval