Transporte es irregular en Antigua Guatemala

Luego de que transportistas de Antigua Guatemala paralizaran labores para exigir seguridad por parte de la PNC, el servicio es irregular este martes.

Por Miguel López y Renato Melgar / Antigua Guatemala

Efectivos del Ejército brindan seguridad en uno de los autobuses en Antigua Guatemala. (Foto Prensa Libre: Miguel López)
Efectivos del Ejército brindan seguridad en uno de los autobuses en Antigua Guatemala. (Foto Prensa Libre: Miguel López)

La suspensión del servicio fue ocasionada por constantes ataques armados contra pilotos y ayudantes, dirigidos por grupos de extorsionistas que operan en Sacatepéquez.

El lunes último, transportistas tuvieron una reunión con autoridades de la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ejército, en la que se acordó que las fuerzas de seguridad brindarían efectivos en las unidades de transporte, además de incrementar los patrullajes en la ruta hacia la ciudad colonial.

Los transportistas acordaron que prestarían el servicio este martes, pero que pondrían a disposición de los usuarios solo el 50 por ciento de las unidades disponibles, en el horario habitual.

Seguridad insuficiente

Jacinto Castro, gobernador de Sacatepéquez, indicó que debido a que hay muy pocos agentes de la PNC asignados a resguardar el servicio, los transportistas tomaron esa medida, pero que se apoyará con patrullaje en carreteras y paradas para usuarios.

Cientos de vecinos de Antigua Guatemala que se dirigen a la capital y otros puntos, han resultado afectados este martes, pues la cantidad de buses no ha sido suficiente para poder trasladarlos a sus lugares de estudio y trabajo.

El servicio de transporte extraurbano en Antigua Guatemala fue suspendido el lunes último, luego de constantes ataques armados contra pilotos.





La suspensión del servicio ha afectado también a usuarios de Santa Lucia Milpas Altas, Ciudad Vieja y San Juan Alotenango, quienes utilizan ese mismo transporte.

Debido al paro, usuarios han tenido que transportase en picops o microbuses, cuyos propietarios han aprovechado para incrementar cobrar más de las tarifas autorizadas para los autobuses.

Irma Santos, vecina de Ciudad Vieja, lamentó que la crisis del transporte les esté afectando a los pobladores en tiempo y en su economía. Añadió que se dedica a oficios domésticos, pero también tiene la necesidad de viajar por lo que el incremento del valor del pasaje golpea seriamente su economía.