Ligan a proceso a integrantes de banda criminal Los Chilones

El juez Fernando Toscano, del Juzgado de Primera Instancia Penal y Delitos contra el Ambiente, Santa Rosa, resolvió ligar a proceso este jueves a cuatro supuestos integrantes de la banda criminal Los Chilones, señalada de plagio o secuestro, asociación ilícita y conspiración.

Por Oswaldo Cardona / Santa Rosa

Los sindicados en el Juzgado de Primera Instancia Penal y Delitos contra el Ambiente, en Santa Rosa. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona).
Los sindicados en el Juzgado de Primera Instancia Penal y Delitos contra el Ambiente, en Santa Rosa. (Foto Prensa Libre: Oswaldo Cardona).

Se trata de Francisco Mejía Pérez, de 40 años, originario de Barberena, sindicado de ser uno de los coordinadores de la estructura criminal y su esposa Andrea Celeste Beteta Aldana, 31, originaria de Cuilapa; señalada de proveer de alimento a las víctimas.

Además,  Deyanira Isabel Mejía Pérez, 22, originaria del casco urbano, acusada de cuidar y proveer de alimentos a las víctimas, y Saúl Mateo, 39, originario de Jutiapa, sindicado de interceptar a las víctimas para luego secuestrarlas.

Todos fueron capturados el pasado 16 de octubre en diferentes operativos realizados en Pueblo Nuevo Viñas, Santa Rosa.

Según investigaciones del Ministerio Público (MP),  a la estructura criminal se le atribuyen varios plagios, entre ellos el ocurrido el pasado 17 de agosto, cuando fue secuestrado el empresario José Emilio Girón, por quien pedían Q 50 mil por el rescate.

Pruebas

Fiscales del MP informaron que cuentan con más de 340  escuchas telefónicas de los integrantes de la banda, las cuales serán analizadas y posteriormente presentadas al juez Fernando Toscano, a quien le solicitaron una orden legal, para que las empresas de telefonía brinden información de 20 números telefónicos que servirán para fundamentar la investigación.

“Utilizaron varios chips, teléfonos para sus movimientos”, dijo Antonio Flores, de la fiscalía contra el crimen organizado y secuestro de Santa Rosa.

Toscano indicó que el MP tiene tres meses para presentar más pruebas contundentes que permitan que este caso sea enviado a juicio.

La próxima audiencia está programada para el 29 de enero del 2016.