Condenan a exagentes de la PNC por secuestro

Tres exagentes de la PNC fueron condenados en Suchitepéquez a 32 años y seis meses de prisión por robo y el secuestro de nueve mexicanos. 

Por Redacción / Mazatenango

Complejo judicial de Mazatenango, donde se ubica el tribunal que condenó a los tres exagentes de la PNC. (Foto Prensa Libre: Melvin Popá)
Complejo judicial de Mazatenango, donde se ubica el tribunal que condenó a los tres exagentes de la PNC. (Foto Prensa Libre: Melvin Popá)

El Ministerio Público (MP) informó este viernes que los condenados son los exagentes  Esvin Estuardo García Vail, Julio Rodolfo Tuch Sontay y Mario Romeo López.

La sentencia la emitió el Tribunal de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Suchitepéquez, donde en base a pruebas se estableció que los tres sentenciados cometieron los delitos de robo agravado en concurso real y plagio o secuestro, por tal motivo fueron condenados a 32 años con seis meses de prisión, una multa de Q 62 mil 500, más el pago de costas procesales.

La Fiscalía del Ministerio Público fundamentó la acusación con la declaración de anticipo de prueba de las nueve víctimas de nacionalidad mexicana, así como pruebas documentales y periciales, los cuales fueron medios claves para dictar condena.

Según la investigación, el ilícito ocurrió el 10 de diciembre de 2012, entre los kilómetros 123 y 124 de la ruta CA2.

De acuerdo con la acusación, los condenados le atravesaron una autopatrulla a los agraviados, quienes se dirigían en un vehículo hacía El Salvador.

Despojo de pertenencias 

Las pesquisas apuntan que bajo amenazas, los policías trasladaron a los seis adultos y tres menores hacia unos cañaverales, donde los despojaron de dinero, equipo de cómputo, celulares y tarjetas de crédito. Además, los retuvieron por un lapso de 15 minutos, indicándoles que se esperaran por lo menos tres horas en el lugar, de lo contrario los matarían.

Según el informe de Inspectoría General de la PNC, se corroboró que los victimarios pertenecían a la estación de Río Bravo, Suchitepéquez.

Además, en el análisis del Sistema de Posicionamiento Global se corroboró que los tres exagentes utilizaron el automotor en el lugar de los hechos.