Ordenan cierre de gasolinera por derrame de combustible 

La gasolinera que tuvo una fuga de combustible la noche del 21 de diciembre último, en Mazatenango, Suchitepéquez, será clausurada porque no tiene estudio de impacto ambiental, informó ayer el ministro de Ambiente y Recursos Naturales, Sydney Samuels.

Por Carlos Álvarez y Melvin Popá

Gasolinera que fue cerrada por no contar con un estudio de impacto ambiental. (Foto Prensa Libre: Melvin Popá)
Gasolinera que fue cerrada por no contar con un estudio de impacto ambiental. (Foto Prensa Libre: Melvin Popá)

Agregó que el expendio recibirá una multa de entre Q75 mil y Q150 mil, ya que no se ha determinado la gravedad del incidente que causó.

Samuels resaltó que hay otros negocios sin los permisos o los estudios de ambiente necesarios para operar, y que este es un problema que se ha registrado desde hace varios años.

Además lamentó no contar con registros para accionar contra los responsables de ese tipo de negocios.

La Dirección General de Hidrocarburos adscrita al Ministerio de Energía y Minas investiga el incidente para determinar si hubo fallas humanas o de equipo, ya que al expendio se le había suspendido la licencia de manera temporal.

El derrame provocó que varias calles fueran cerradas y se evacuaran viviendas y comercios de esa cabecera.

Vecinos expresaron preocupación 

La preocupación, el miedo y la incertidumbre que vivieron pobladores de Mazatenango, la noche del 21 de este mes, por la fuga de combustible en una gasolinera que causó dos explosiones en el sistema de alcantarillas, los llevó a exigir a las autoridades el cierre de ese negocio.

Graciela Motta, comerciante y vende cerca del expendio, expresó que siempre ha existido la fuga del combustible, pero que nunca había llegado a tal extremo.

“Fue algo inesperado. No habían avisado de lo que estaba pasado en la gasolinera. Donde yo tengo mi venta se levantaron tres tapaderas del drenaje; hubo personas que se alteraron”, relató.

Para un vecino que pidió no identificarse, el riesgo es latente, porque de registrarse una explosión mayor, seis cuadras serían afectadas.

“Es mejor que la reubiquen, porque sería una gran tragedia para Mazatenango. No queremos pérdidas humanas”, enfatizó.

Francisco García, auxiliar de la Procuraduría de los Derechos Humanos, dijo recientemente que la población estuvo en riesgo por el derrame de combustible. Señaló que no es la primera vez que sucede y por eso pedirá al Ministerio de Energía y Minas (MEM), que tome medidas y que el expendio sea clausurado.