Hemeroteca

9/7/1993: Identifican restos del zar Nicolás II y su familia

Un 9 de julio de 1993, un equipo de antropólogos forenses identifica los huesos de del zar ruso Nicolás II y su familia, asesinados durante la Revolución Rusa.

Por Hemeroteca PL

El zar Nicolás II y su familia, en 1911. (Foto: Hemeroteca PL)
El zar Nicolás II y su familia, en 1911. (Foto: Hemeroteca PL)

Nicolás II de Rusia (Aleksandrovich Romanov), nació en San Petersburgo, el 18 de mayo de 1868, y murió en Ekaterimburgo, Rusia, el 17 de julio de 1918.

Fue el último zar de Rusia. Hijo del zar Alejandro III, gobernó desde la muerte de su padre, el 20 de octubre de 1894, hasta su abdicación el 2 de marzo de 1917 (de acuerdo al calendario juliano), cuando renunció en su nombre y en nombre de su hijo heredero al trono y este pasó a su hermano, el gran duque Miguel.

Durante su reinado vio como el Imperio ruso sufrió una debacle económica y militar.

Fue apodado «Nicolás el Sanguinario» por los críticos debido a la Tragedia de Jodynka, el Domingo Sangriento y por los pogromos antisemitas que se produjeron durante su reinado.

Como jefe de Estado, aprobó la movilización de agosto de 1914 que marcó el inicio de la Primera Guerra Mundial, la revolución y la consecuente caída de la dinastía Romanov.

Revolución rusa

Su reinado acabó con la Revolución rusa, cuando, intentando volver del cuartel general a la capital, su tren fue detenido en Pskov y fue obligado a abdicar.

A partir de entonces, el zar y su familia fueron apresados, primero en el Palacio de Alejandro, en Tsárskoye Seló, después en la casa del gobernador de Tobolsk y finalmente en la Casa Ipátiev, en Ekaterimburgo.

Nicolás II, su mujer, su hijo, sus cuatro hijas, el médico de la familia imperial, un criado personal, la camarera de la emperatriz y el cocinero de la familia fueron ejecutados en el sótano de la casa por los bolcheviques en la madrugada del 16 al 17 de julio de 1918.

Este acto fue ordenado por Vladímir Ilich Lenin y por el líder bolchevique Yákov Sverdlov.

Toda la familia fue enterrada en una fosa común que permaneció en el anonimato por varias décadas, hasta la apertura de Rusia al mundo.

En 1979, los historiadores Aleksandr Avdonin y Geli Riábov hallaron la posible tumba de la familia imperial en el bosque de Koptiakí.

Temiendo informar del descubrimiento, no lo hicieron público hasta años después. El 12 de abril de 1989 los periódicos informaban del hallazgo. La tumba fue abierta hasta 1991 por las autoridades soviéticas, hallando en su interior nueve cuerpos.



Nicolás II viste uniforme militar. (Foto: Hemeroteca PL)
Nicolás II viste uniforme militar. (Foto: Hemeroteca PL)


Incompleto

Mediante el examen de los esqueletos, los científicos soviéticos concluyeron que faltaban los cuerpos de Alexis y la Gran Duquesa Anastasia. Las identificaciones de los esqueletos fueron confirmadas posteriormente mediante análisis de ADN.

La Revolución de Octubre de 1917 extinguió a la dinastía Romanov.

Tanto el zar como el resto de su familia están enterrados desde 1997 en la Catedral de San Pedro y San Pablo en San Petersburgo junto con los demás zares rusos.

En 2007 se anunció el descubrimiento de los cuerpos de Anastasia y Alexis que, tras pruebas de ADN, fueron enterrados junto a sus padres y hermanas.

Posteriormente, Nicolás II, su mujer y sus hijos fueron canonizados como mártires por grupos relacionados con la Iglesia Ortodoxa Rusa en el exilio.

La vida de los Romanov mezcla leyenda, tradición y tiranía. (Video: Youtube)