BBCMundo

6 de los grandes tesoros saqueados a lo largo de la historia y que son reclamados por sus países de origen

"La herencia (cultural) africana no puede ser prisionera de los museos europeos".

Por BBC Mundo

El Museo Británico tiene una enorme colección de frisos del Partenón de Atenas. GETTY IMAGES
El Museo Británico tiene una enorme colección de frisos del Partenón de Atenas. GETTY IMAGES

Con ese mensaje publicado la semana pasada en su cuenta de Twitter, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ratificó su compromiso de devolver los valiosos objetos que su país sacó de África durante el periodo colonial.

"No puedo aceptar que una gran parte de la herencia cultural de varios países de África se encuentre en Francia. El patrimonio africano no puede estar solo en los museos y en las colecciones privadas europeas", dijo Macron durante un discurso ante un grupo de estudiantes en la Universidad de Uagadugú, en la capital de Burkina Faso.

El mandatario francés se comprometió a dar carácter prioritario a la devolución de estos objetos durante los próximos cinco años, abriendo así la puerta a satisfacer una creciente demanda de muchos países que han visto su patrimonio expoliado a lo largo de la historia.

Sin embargo, las exigencias de restitución no siempre son atendidas con celeridad y, muchas veces, dan pie a procesos de litigio y de largas negociaciones diplomáticas.

Quizás también te interese

BBC Mundo te presenta seis casos de importantes tesoros culturales que aún se encuentran en disputa.

1.- Los mármoles del Partenón griego

El Partenón es la atracción turística más emblemática de Grecia. Construido a mediados del siglo V AC, el templo domina la colina donde se levanta la Acrópolis de Atenas.

El Partenón de Atenas sufrió graves daños entre los siglos XVI y XVII. GETTY IMAGES
El Partenón de Atenas sufrió graves daños entre los siglos XVI y XVII. GETTY IMAGES

La impresionante estructura sufrió numerosos daños a lo largo del tiempo y, en particular, durante los siglos XVI y XVII, cuando Grecia era gobernada por el imperio otomano. Entonces, la Acrópolis fue transformada en un cuartel y el Partenón en una mezquita coronada por un minarete.

El monumento sufrió daños severos durante una guerra entre Venecia y los otomanos, a finales del siglo XVII, cuando recibió un disparo de cañón que causó una gran explosión y destruyó su techo. Posteriormente, varias de sus esculturas resultaron destruidas cuando un almirante veneciano intentó removerlas para llevarlas a Venecia.

Luego a lo largo del siglo XVIII, gran parte de las piezas fueron restantes fueron siendo destruidas o saqueadas.

A comienzos del siglo XIX, Lord Elgin, un diplomático británico que prestaba sus servicios en Atenas obtuvo del sultán una controvertida autorización -cuya validez sigue en duda- para remover piezas halladas en el Partenón, gracias a lo cual terminó desmantelando gran parte de su friso, así como enormes capiteles que fueron empaquetados en unas 200 cajas y enviados a Inglaterra.

Más tarde, las piezas terminaron siendo parte de la colección del Museo Británico ante el cual el gobierno griego ha hecho gestiones para solicitar su devolución, sin que esa institución haya accedido a las peticiones argumentando que el haberlas llevado a Londres las salvó del deterioro y de la destrucción.

Hace un par de años, la abogada Amal Clooney, esposa del actor George Clooney, elaboró un informe recomendando a Atenas acudir a los tribunales para exigir el retorno de las piezas. Sin embargo, el ministro de Cultura de Grecia, Nikos Xydakis, rechazó esa vía asegurando que usará la diplomacia para conseguir ese objetivo.

2.- La Puerta de Ishtar

Construida alrededor del año 575 AC, la Puerta de Ishtar se convirtió en la octava entrada fortificada de la antigua ciudad de Babilonia, ubicada en lo que en la actualidad es Irak.

La Puerta de Ishtar está en exhibición en Berlín. GETTY IMAGES
La Puerta de Ishtar está en exhibición en Berlín. GETTY IMAGES

Con sus más de 12 metros de alto, la puerta estaba esplendorosamente decorada con relieves de ladrillo vitrificado, con imágenes de dragones y toros.

Hallada en 1899 durante unas excavaciones realizadas por el arqueólogo alemán Robert Koldewey, los restos de la antigua puerta fueron restaurados con piezas originales y se encuentran exhibidos desde 1930 en el Museo Pergamón de Berlín.

En 2002, hubo una solicitud para que la puerta fuera devuelta a Irak con resultados infructuosos.

3.- El busto de Nefertiti

El busto de Nefertiti, reina de Egipto y esposa del faraón Akenatón, quien gobernó entre los años 1353 y 1336 aC, es la pieza estrella del Museo Neues de Berlín, donde es admirada cada año por centenares de miles de visitantes.

El busto de Nefertiti fue hallado en 1912, pero se exhibió por primera vez en 1924. GETTY IMAGES
El busto de Nefertiti fue hallado en 1912, pero se exhibió por primera vez en 1924. GETTY IMAGES

Hallado en 1912 por el arqueólogo alemán Ludwig Borchardt, el busto fue trasladado al año siguiente a Alemania, aunque no fue exhibido en público sino hasta 1924.

Desde entonces, las autoridades egipcias han solicitado su devolución sin resultados.

Los responsables del museo germano aseguran que Nefertiti es "la mejor embajadora de Egipto en Alemania".

4.- El Penacho de Moctezuma

El "Penacho de Moctezuma" es un tocado hecho con plumas de quetzal, montadas sobre una base de oro adornada con piedras preciosas.

No está claro cómo el Penacho de Moctezuma llegó hasta Austria. GETTY IMAGES
No está claro cómo el Penacho de Moctezuma llegó hasta Austria. GETTY IMAGES

Se dice que era una pieza que este emperador azteca, que gobernó entre 1502 y 1520, obsequió al conquistador español Hernán Cortés, quien la habría enviado al rey de España.

No está claro cómo llegó a Austria, donde fue hallada en el gabinete de un castillo por el geólogo Ferdinand von Hochstetter, quien acababa de ser nombrado director del entonces recién fundado Museo de Historia Natural de Viena. Corría el año 1878.

Durante muchos años, México ha solicitado la devolución del Penacho de Moctezuma llegando a presentar una solicitud formal en 1991. Sin embargo, un estudio encargado por el gobierno de Austria concluyó que el retorno de la pieza no era posible pues resultaba muy difícil protegerla de las vibraciones causadas por un vuelo hasta México.

5.- El tesoro de Quimbaya

Conformado por una colección de 122 piezas de oro precolombino, el tesoro de Quimbaya fue obsequiado en 1893 por el presidente de Colombia Carlos Holguín a la reina de España María Cristina de Habsburgo-Lorena.

La colección, que se cree había sido comprada por las autoridades colombianas a un buscador de tesoros indígenas, fue enviada a Madrid para que ser exhibida como parte de las celebraciones por el cuarto centenario de la llegada de Colón a América.

Sin embargo, pasados los festejos, el mandatario colombiano decidió entregarlas como obsequio a España, como forma de agradecer a la reina por la decisión que tomó en la resolución de un laudo arbitral sobre límites fronterizos entre Venezuela y Colombia.

El tesoro de Quimbaya se encuentra en España desde 1892. GETTY IMAGES
El tesoro de Quimbaya se encuentra en España desde 1892. GETTY IMAGES

En octubre pasado, la Corte Constitucional de Colombia determinó que las piezas forman parte del patrimonio cultural de ese país y que, por tanto, no se pueden enajenar por lo que ordenaron al gobierno del presidente Juan Manuel Santos que solicite a España la repatriación de la colección.

6.- Las estatuas de los monarcas del reino de Dahomey

El reino de Dahomey floreció en el occidente de África entre los siglos XVIII y XIX en un territorio que luego fue colonizado por Francia y que, tras su independencia, se convirtió en parte del actual Benin.

En julio de 2016, el gobierno de Benin envió una carta a las autoridades de Francia para pedir la devolución de los "tesoros coloniales" que fueron sacados de ese país y que en la actualidad se encuentran en museos y colecciones privadas de ese país.

El Museo del muelle Branly - Jacques Chirac tiene una gran colección de piezas de origen africano. GETTY IMAGES
El Museo del muelle Branly - Jacques Chirac tiene una gran colección de piezas de origen africano. GETTY IMAGES

Grupo de la sociedad civil de Benin estiman que entre 4.500 y 6.000 objetos habrían sido llevados a Francia por colonizadores y misionarios. Muchas de estas piezas se encuentran en exhibición en el Museo Branly-Jacques Chirac, en París.

Entre las piezas principales se encuentran las estatuas de los últimos reyes de la dinastía Abomey.

Así, el presidente Macron ya tiene por dónde comenzar a cumplir con su promesa.