Hemeroteca

1967: Se cumplen 50 años de la muerte del Che

El 9 de octubre de 1967 fallecía Ernesto Guevara de la Serna, conocido popularmente como el Che, médico argentino que participó en el establecimiento de la revolución cubana. 

Por Hemeroteca PL

La icónica foto del Che Guevara tomada por Alberto Korda en 1960. (Foto: EFE)
La icónica foto del Che Guevara tomada por Alberto Korda en 1960. (Foto: EFE)

Ernesto Guevara nace el 14 de junio de 1928 en la ciudad argentina de Rosario, en una familia media acomodada, en la que los valores primordiales eran la honestidad y la solidaridad. 

Desde los dos años de edad, comenzó su padecimiento asmático que lo acompañaría toda su vida, pero que templaría su voluntad hasta llevarla a límites increíbles y que, además forjaría su vocación por la medicina.

Ernesto Che Guevara en un programa de la CBS en Nueva York en 1964. (Foto: AP)
Ernesto Che Guevara en un programa de la CBS en Nueva York en 1964. (Foto: AP)
Un hecho familiar reforzaría su intención de estudiar medicina: cuando esperaba matricularse, sin haber decidido aún en qué facultad, su abuela paterna sufre una hemorragia cerebral y Ernesto acude a su lado para cuidarla en los últimos 15 días de su agonía. Profundamente deprimido, con su muerte inevitable, se matricula en la universidad de Buenos Aires, en la carrera de Medicina, de la que se graduó en 1953.

Viajes que cambiaron su rumbo

Guevara emprende en 1951, con su amigo Alberto Granado, su primer viaje en motocicleta por Argentina, Bolivia, Chile, Perú, Colombia y Venezuela. 

En el amazonas peruano, el Che conoce a un hombre extraordinario, con el que labora un tiempo y que marcará también su formación humanista, el doctor Hugo Pesce, quien fundó un centro asistencial contra la lepra. El objetivo de tal viaje era cruzar toda América, desde el sur de Argentina hasta Estados Unidos; sin embargo, el viaje delineó, entre varias razones, el gran cambio que ya experimentaba Guevara con el paso por cada país latinoamericano que visitaba, los cuales le abrieron el horizonte sobre la cruda realidad de los pueblos en toda su amplitud, desde el hambre y falta atención médica, hasta la injusta dependencia política y económica de Estados Unidos.

Fidel Castro y Ernesto Che Guevara en Sierra Maestra, Cuba en 1957. (Foto: AFP)
Fidel Castro y Ernesto Che Guevara en Sierra Maestra, Cuba en 1957. (Foto: AFP)
Antesala revolucionaria

Guevara realiza un segundo viaje por Latinoamérica en 1953 y llega a Guatemala, con el deseo de conocer el único país que había emprendido una reforma agraria y se había atrevido a expropiar a la United Fruit Company. 

Llegan a la Guatemala de Jacobo Árbenz con la intención de conocer un proceso revolucionario en teoría, exitoso. Guevara permanece nueve meses en el país, donde fue bautizado con el mote del Che, coincidentemente durante la caída del gobierno de Árbenz, derrocado por la agresión orquestada por el gobierno estadounidense con el auxilio de la reacción interna.

La estancia en Guatemala fue muy importante en su formación revolucionaria, porque se sintió comprometido con el abortado proyecto progresista. Además maduró sus ideas en lo concerniente al papel del individuo en la sociedad. 

Su objetivo de llegar al país fue gracias a la ayuda de Hilda Gadea, una exiliada peruana, quien se convertiría en su esposa en 1955 y con quien procreó su hija, Hilda, nacida en México en 1956. 

Fidel Castro y Che Guevara en la década de 1960. (Foto: AFP)
Fidel Castro y Che Guevara en la década de 1960. (Foto: AFP)
Victoria en Cuba

Ernesto Guevara conoce en México, en julio de 1955, a Fidel Castro Ruz, hecho que cambiaría el curso de su vida en aquellos momentos cuando ansiaba la institución práctica de su lucha a favor de los desposeídos, al combatir contra la dictadura en Cuba de Fulgencio Batista. 

Como consecuencia de su encuentro, el Che se incorpora de inmediato al movimiento revolucionario cubano. Ya como guerrillero, tanto en Cuba como en Bolivia, el humanismo del Che se manifestó innumerables veces, y no dejó escapar el momento preciso para consolidar en él los valores que profesaba.

Fue en este aspecto un formador en el contexto de la lucha armada, mediante el ejemplo de su actuación personal. Durante dos años participó activamente, junto a Castro, en el planeamiento de la toma de La Habana, a la cual entró victorioso el 8 de enero de 1959.

Luego del éxito de la Revolución, el Che fue acogido por el gobierno cubano y obtuvo varios cargos, así como la nacionalidad cubana por nacimiento. Se convirtió en el ejemplo de jefe justo, al luchar contra la corrupción y otras ilegalidades que tan normales parecían en la Cuba de entonces.

Un hecho fortuito hace que Ernesto Guevara conociera a su segunda esposa en 1958, su última relación amorosa conocida y con quien estaría ligado afectivamente hasta el final de sus días. La joven cubana sería, con el tiempo, madre de cuatro de los cinco hijos que tuvo el guerrillero. A Aleida March Torres, quien apoyaba la revolución a sus 22 años. Se le ordenó permanecer en la Sierra, donde al poco tiempo conoce a su futuro esposo. Aleida se convierte en asistente, amiga fiel y esposa del Che. 

El cuerpo inerte de Ernesto Che Guevara en Valle Grande, Bolivia, donde fue asesinado el 9 de octubre de 1967. (Foto: AFP)
El cuerpo inerte de Ernesto Che Guevara en Valle Grande, Bolivia, donde fue asesinado el 9 de octubre de 1967. (Foto: AFP)
Lucha en Bolivia

Cuba no fue su último puerto. Tras el triunfo de la revolución y después de hacerse cargo del Banco de Cuba y del Ministerio de Industria, el Che comenzó a gestar la idea de lanzar una "revolución continental", que quiso estrenar en Bolivia.

En agosto de 1966, llega a La Paz con una credencial de observador de la OEA (afeitado, calvo y con gafas) para participar en la guerrilla que ahí se engendraba, pero sin el apoyo de los revolucionarios locales. 

Monumento al Che Guevara en La Higuera, Bolivia, sitio donde falleció en 1967. (Foto: AFP)
Monumento al Che Guevara en La Higuera, Bolivia, sitio donde falleció en 1967. (Foto: AFP)
Escoltado por medio centenar de guerrilleros cubanos, argentinos, peruanos y bolivianos, Guevara combatió en la clandestinidad en las montañas bolivianas, pero su tropa fue mermada y fue capturado por el Ejército boliviano el 8 de octubre de 1967 en la quebrada de El Churo, en el centro del país, y asesinado, por órdenes de la CIA, un día después en la escuela local de La Higuera. 

Mausoleo del Che Guevara en Santa Clara, Cuba. (Foto: EFE)
Mausoleo del Che Guevara en Santa Clara, Cuba. (Foto: EFE)
Sus restos fueron encontrados en 1997 en una fosa común en Bolivia, se comprobó científicamente su identidad y fueron trasladados ese mismo año a Cuba donde fueron sepultados.