Hemeroteca

El ahijado del alcalde

Alcaldes, presidentes, diputados y similares siempre han tenido “ahijados” a los que promueven, protegen o impulsan.

Por Hemeroteca PL

El 29 de diciembre de 1965, Prensa Libre publicó en la página 8 una nota sobre la denuncia hecha por un candidato a alcalde capitalino, sobre la supuesta protección que el alcalde de entonces, Julio Maza Castellanos, tenía sobre el candidato edil Francisco Montenegro Sierra.

“El candidato a alcalde, licenciado Alejandro Silva Falla, visitó ayer tarde las oficinas de este diario y entregó una declaración escrita en la que se afirma que el alcalde, señor Julio Maza Castellanos, ejerce coacción contra los electores y favorece la candidatura del periodista Francisco Montenegro Sierra”.

Según la nota de prensa, Maza Castellanos habló bien de Montenegro Sierra en la inauguración de los juegos mecánicos de la colonia Ciudad Real.

Estos juegos habían sido ofrecidos cuando Montenegro era alcalde.

Ejemplos abundan, como el del delfín del Partido Patriota, Alejandro Sinibaldi, a quien, en su momento, la agrupación naranja ungió como presidenciable.

En un claro ejemplo de mitin, la entonces vicepresidenta, Roxana Baldetti, habló maravillas de su ahijado, a quien, incluso, llamó “fisiquín”.

NAC130814PRJUVENTUD2014039.JPG

Tiempo después, él renunció al partido y ella a la Vicepresidencia, por supuesto escándalo de corrupción aduanera.

Cosas de la política, en la que se juegan colores, formas, emblemas y hasta personas.