Hemeroteca

El sacerdote de los presos

Algunos lo conocen como “ Padre Varela”, otros como “el capellán de las cárceles o “el padre de los presos”, pocos saben que su verdadero nombre es José María Delgado Varela y que nació en Santiago de Compostela, España, en 1917.

Por Hemeroteca PL

El padre Varela a su ingreso en uno de los penales del país en el año 2003. Foto: Hemeroteca PL
El padre Varela a su ingreso en uno de los penales del país en el año 2003. Foto: Hemeroteca PL

Este religioso vino al país en 1,969 con el objetivo de completar una obra histórica, para lo cual tenía previsto estar únicamente dos años; sin embargo, desde ese año no se ha movido de la iglesia de Belén, ubicada en la 13 calle y 10a. avenida, zona 1.

Su misión ha sido la rehabilitación integral y espiritual de los reos de distintos reclusorios de la República. En 2010 a sus 93 años recibió la Orden del Quetzal en el grado de Gran Oficial.

Padre-Varela.jpg

Foto: Hemeroteca PL

En la imagen que corresponde al 17 de abril de 1975, el padre Varela acompañó a los reos David Espinoza y Rafael Galdámez durante su fusilamento.

En el día de Nuestra Señora de Las Mercedes (24 de septiembre) Redentora de Cautivos, se recuerda a este incansable sacerdote que ha sabido llevar consuelo a cientos de prisioneros en las diversas cárceles del país.

En la actualidad, el padre Varela permanece en la iglesia de La Merced de Antigua Guatemala. Recientemente fue objeto de un homenaje, por su trayectoria pastoral incansable en beneficio de los guatemaltecos.

Además de su labor  las prisiones, que refuerza el espíritu mercedario, el padre Varela también ha sido impulsor incansable de la Renovación Carismática Católica, un movimiento secular que cuenta con la autorización del Papa.

Miles de fieles han recibido la orientación de Varela, considerado un verdadero pastor dentro dela congregación mercedaria.

El padre Delgado Varela falleció en la mañana del 17 de febrero de 2016 rodeado de los frailes mercedarios de la Antigua Guatemala.



Padre José María Delgado Varela en el Templo de Capuchinas. (Foto: Hemeroteca PL)
Padre José María Delgado Varela en el Templo de Capuchinas. (Foto: Hemeroteca PL)


Los mercedarios

La Orden Mercedaria fue fundada por San Pedro Nolasco (1180-1245) y su orientación inicial fue la liberación y el canje de cautivos de los musulmanes. Era tal la convicción de la libertad, que muchos monjes llegaban incluso a entregarse en lugar de los cautivos, dispuestos a purgar su pena.

Actualmente, la orden trabaja en varios países, incluida Guatemala, en donde se ha dedicado, sobre todo, a la atención espiritual de encarcelados por diversos delitos.

Cada 24 de septiembre, los mercedarios de todo el mundo celebran el encuentro entre Nolasco y la Virgen María, quien le encomendó la liberación física y espiritual de los cautivos. De hecho, sostiene la Orden, la mayor prisión del hombre es la espiritual.

Entre los símbolos de la Virgen de La Merced, o de Las Mercedes, figuran los grilletes, las barras carcelarias y las cadenas.

En Guatemala, dicha advocación se venera principalmente en los templos de La Merced de Antigua Guatemala, Sacatepéquez, y Guatemala de La Asunción.