Hemeroteca

1999: fuerte sismo sacude el norte del país

El 12 de julio de 1999 un fuerte sismo sorprendió a los guatemaltecos en horas de la mañana. En un principio se había calificado como terremoto en el área de Puerto Barrios Izabal por la magnitud de 6.1 grados en la escala de Richter

Por Hemeroteca PL

Archivado en:

Fue noticia Izabal Sismo
Titular de Prensa Libre del 12 de julio de 1999. (Foto: Hemeroteca PL)
Titular de Prensa Libre del 12 de julio de 1999. (Foto: Hemeroteca PL)

Según el reporte oficial del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, Insivumeh, el sismo ocurrió a las 8:14 horas, con una intensidad de 4 grados en la escala de Mercalli en todo el territorio nacional, y de 7 grados Mercalli en Puerto Barrios.

Tuvo magnitud de 5.9 grados en la escala de Richter en el norte de la República, y de 6.1 grados en Puerto Barrios, y una duración de 40 segundos.

Por los daños y destrucción de viviendas y el número de lesionados, que se aproxima a 35, el sismólogo Percy Mayor refirió que el temblor debe catalogarse como terremoto, aunque por la noche el Insivumeh prefirió usar el calificativo de "fuerte sismo".

Este sismo fue originado por la activación de la falla del Motagua. Esta misma falla fue la que provocó el terremoto del 4 de febrero de 1976, que tuvo una magnitud 7.5 grados en la escala de Richter.

Detalle de la portada de Prensa Libre del 12 de julio de 1999. (Foto: Hemeroteca PL)
Detalle de la portada de Prensa Libre del 12 de julio de 1999. (Foto: Hemeroteca PL)
Epicentro oceánico

Mayor informó que el epicentro del terremoto fue a 314 kilómetros dirección Este-Noreste de la ciudad de Guatemala, en el océano Atlántico, y que fue sensible en todo el territorio nacional.

Decenas de mexicanos que viven en los estados de Tabasco y Campeche, sureste de México, percibieron levemente el sismo, pero en El Salvador, Honduras y Belice la sensibilidad fue mayor, informaron autoridades de protección civil de México.

Radio Love, de Belice, también informó de que el sismo alarmó a los habitantes, pues no es normal que ocurran temblores en ese país.

El Departamento de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras dio a conocer que el temblor fue sensible principalmente en la zona noroccidental de ese país.

A las 18 horas, el Insivumeh había reportado por lo menos 20 sismos más, que oscilaron entre 3.1 y 4.9 grados de magnitud en la escala Richter, los cuales fueron sensibles en diversas partes del país.

Infografía de los datos técnicos del sismo ocurrido el 11 de julio de 1999 en Izabal. (Foto: Hemeroteca PL)
Infografía de los datos técnicos del sismo ocurrido el 11 de julio de 1999 en Izabal. (Foto: Hemeroteca PL)
Severos daños

Un muerto, 40 lesionados y daños considerables a la infraestructura dejó el fuerte sismo ocurrido en el noreste del país, particularmente en Izabal, de acuerdo a cifras oficiales preliminares y a un recorrido efectuado por reporteros de Prensa Libre.

Las áreas más afectadas por el fenómeno telúrico se encuentran en la cuenca de Río Dulce, así como en las cabeceras municipales de Livingston y Puerto Barrios, en donde el servicio de energía eléctrica fue suspendido y los daños a viviendas y calles son considerables.

Según información, un hombre adulto murió al haberse desplomado su vivienda a orillas de un río que se desbordó en Puerto Barrios, afectado también por las fuertes lluvias.

Jairo Arreaga, delegado de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, Conred, dijo que la primera víctima del sismo aún no ha sido identificado.

Hasta anoche, el número de heridos era de 40; eran atendidos en el hospital de la localidad, labor que se dificultaba ante las fuertes lluvias que azotan esa región desde hace dos días.

La mayoría de los heridos ingresó al centro hospitalario con fracturas, lesiones cortantes provocadas por vidrios, y crisis nerviosas.

Los muelles de los puertos Santo Tomás de Castilla y Barrios quedaron sin tráfico, debido a daños que afrontaron en la infraestructura.

Jorge Ayala, de Conred, informó que se evalúan los daños submarinos del muelle, por lo que pasarán 24 horas inutilizado.

Por su parte, el puente sobre Río Dulce también afrontó daños en la infraestructura, lo que obligó a las autoridades a limitar el tráfico de vehículos.

Una de las regiones con mayores daños fue la cuenca del Río Dulce, en donde al menos 10 chalés ubicados en la ribera resultaron daños de consideración.

De muchos de ellos era visible únicamente el techo, ya que el resto se encontraba sumergido en el agua.

Mientras tanto, en la cabecera municipal de Livingston, así como en la aldea Miramar, varias viviendas humildes quedaron con daños considerables, al grado de quedar inhabitables.

Patricio Morales y Cesia Francis, del centro de Salud de la localidad, afirmaron haber atendido en el transcurso de la mañana ocho emergencias, de las cuales cinco tuvieron que ser transferidas al Hospital Nacional de Puerto Barrios.

Los templos católicos de Livingston y Puerto Barrios fueron habilitadas como refugios temporales para los afectados, así como una parte del hospital nacional.

Muchas aldeas de Izabal quedaron inundadas, debido a que el río Motagua se desbordó por el sismo y las lluvias. Entre ellas se encuentra Cayuga, Entre Ríos y Champona, donde hubo casas dañadas.

Asimismo, varios hundimientos ocurrieron en la carretera al Atlántico, pero los mismos fueron reparados en el transcurso del día.

Por aparte, en la capital el presidente Alvaro Arzú dio una conferencia de prensa anoche, en la cual aseguró que "todo se encuentra controlado".

Detalle de la nota informativa del 12 de julio de 1999 sobre los daños del sismo en Izabal.  (Foto: Hemeroteca PL)
Detalle de la nota informativa del 12 de julio de 1999 sobre los daños del sismo en Izabal. (Foto: Hemeroteca PL)

Daños en Petén

Daños en la pista de aterrizaje del aeropuerto internacional de Santa Elena, Petén, varios postes que sostienen los cables de la red telefónica derribados y alarma entre la población es el saldo, en Petén, del sismo que ayer sacudió el territorio nacional.

Encargados del tráfico aéreo informaron que las lozas de la pista de aterrizaje se movieron y que la capa de alquitrán que une las mismas fue levantada por el movimiento sísmico.

El informante dijo también que varios vidrios de la torre de control se quebraron. En algunos sectores del área central de Petén, varios postes de teléfono fueron derribados, por lo que la comunicación es deficiente.