Hemeroteca

Protestas y posturas

El clima era tenso luego que el exmandatario Jorge Serrano Elías abandonara el país producto de haber protagonizado un autogolpe de Estado.

Por Hemeroteca PL

Rigoberta Menchú frente al Palacio Nacional. (Foto: Hemeroteca PL)
Rigoberta Menchú frente al Palacio Nacional. (Foto: Hemeroteca PL)

El martes 1 de junio de 1993, la premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú realizó una protesta frente al Palacio Nacional, en donde catalogó la situación como “un golpe de Estado con fachada civil”. Menchú se hizo acompañar de dirigentes sindicales.

Mientras que la Corte de Constitucionalidad (CC), dió un plazo de cinco días al Congreso para nombrar al nuevo presidente de la República, los sectores empresariales, sindicales y profesionales que participaron en el proceso de reterno a la democracia, advirtieron que no tolerarían las mismas caras de legisladores, a quienes el derrocado presidente Serrano calificó de “corruptos y chantajistas”.

Por su parte el entonces subjefe del Estado Mayor de la Defensa, general Mario Enríquez, dijo que la postura militar era sencillamente restablecer el orden jurídico obstaculizado de manera momentánea por el autogolpe.