Hemeroteca

Racionan combustibles para fines de semana

En los últimos meses de 1973, concretamente a finales de noviembre y principios de diciembre, era inminente la escasez de combustibles, porque era racionado solo para días laborales.

Por Hemeroteca PL

Un conductor empuja su vehículo, el cual quedó sin combustible por el racionamiento, en 1973. (Foto: Hemeroteca PL)
Un conductor empuja su vehículo, el cual quedó sin combustible por el racionamiento, en 1973. (Foto: Hemeroteca PL)

El 30 de noviembre se publicó una nota que hacía alusión a esta supuesta escasez, que amenazaba sobre todo al servicio de transporte de pasajeros.

La nota indicaba: Desapareció la amenaza que se cernía sobre 701 autobuses de transporte urbano de esta capital, al haberse ordenado que sean abastecidos de diesel para que puedan cubrir sus servicios ordinarios en las líneas en que operan hoy y mañana.

—Prensa Libre —dijo Ricardo Búrbano, director de la empresa Alianza y participante en la sesión que celebraba ayer por la tarde la asociación de transportes urbanos— dio la voz de alerta, que mucho agradecemos, para que los 701 autobuses no quedaran inactivos por carecer de bombas de consumo propio para abastecerse de dicho combustible.

—Planteado el problema por telegrama al ministro de economía, licenciado Carlos Molina Mencos —añadió— se entrevistó con directivos de la asociación de transportes urbanos ayer por la tarde, habiendo dado todas las facilidades del caso para que nuestras unidades no quedaran inactivas este fin de semana (sábado 1 y domingo 2 de diciembre de 1973).



A finales de 1973 la crisis de los combustibles de agravó debido al racionamiento. Supuestamente, las refinerías locales no contaban con suficiente producción. (Foto: Hemeroteca PL)
A finales de 1973 la crisis de los combustibles de agravó debido al racionamiento. Supuestamente, las refinerías locales no contaban con suficiente producción. (Foto: Hemeroteca PL)


Abastecimiento

Dijo el señor Búrbano, que el ministro de economía Molina Mencos solucionó el problema disponiendo que las distribuidoras Texaco y Shell abastecieran de diesel a las bombas de consumo propio de las empresas La Unión, Audepa, Eureka, Florida y Adasa, para que puedan surtir a las 701 camionetas pertenecientes a las empresas La Fe, Ega, Morena, Bolívar, Fénix y Alianza.

Según indicaron en la aludida asociación de transportes urbanos, serán aproximadamente cincuenta mil galones de diesel los que consuman este fin de semana los mencionados transportes.



El 1 de diciembre de 1973 se publicó nota sobre autorización para surtir de combustibles a 701 buses urbanos. La crisis de combustibles llegó hasta la Navidad de ese año. (Foto: Hemeroteca PL)
El 1 de diciembre de 1973 se publicó nota sobre autorización para surtir de combustibles a 701 buses urbanos. La crisis de combustibles llegó hasta la Navidad de ese año. (Foto: Hemeroteca PL)


La resolución acordada por el ministro Molina Mencos fue de inmediato comunicada por el presidente de la asociación de transportes indicada, señor Eversio Monzón, a los directores de las empresas que afrontan el citado problema.



En el ya lejano 1954 el galón de gasolina costaba Q0.30. Hacia finales de esa década, llegó a Q0.45. (Foto: Hemeroteca PL)
En el ya lejano 1954 el galón de gasolina costaba Q0.30. Hacia finales de esa década, llegó a Q0.45. (Foto: Hemeroteca PL)




Protestas en la década de 1990 por alza al pasaje urbano. (Foto: Hemeroteca PL)
Protestas en la década de 1990 por alza al pasaje urbano. (Foto: Hemeroteca PL)


Transporte extraurbano

El transporte extraurbano también recibirá abastecimiento, de acuerdo con la disposición del ministerio de economía, en el sentido de no afectar los servicios públicos con la disposición del gobierno para reducir el consumo de combustibles los fines de semana.

Las crisis en el transporte de pasajeros, muy ligada al aumento en los precios de los combustibles, se agudizó a lo largo de dos décadas.

Hacia el año 2000, 27 años después de este racionamiento de combustible, los precios de los carburantes se habían disparado. No volverían a bajar.