Hemeroteca

Reflexiones y planes de un alcalde indígena electo

Kaqchikel y de 32 años, Edgar Ajcip Tepeu fue el alcalde indígena más joven de los electos el 7 de noviembre de 1999. Él ganó las elecciones en San Pedro Sacatepéquez, Guatemala, y tiene una historia forjada con esfuerzo.

Por Por: Hemeroteca PL

Édgar Ajcip, alcalde indígena más joven en 1999. (Foto: Hemeroteca PL)
Édgar Ajcip, alcalde indígena más joven en 1999. (Foto: Hemeroteca PL)

Prensa Libre publicó en “Tribuna” del 30 de noviembre de 1999 esta interesante entrevista, hecha por el periodista Miguel González Moraga. Resalta aspectos como la dificultad de inclusión social, las oportunidades de vida y la proyección en un país altamente segregado.

La historia del nuevo jefe de la comuna de San Pedro Sacatepéquez no se escribe en singular. Como él, muchos indígenas han trabajado desde pequeños y han sido discriminados y explotados.

El panista Edgar Ajcip Tepeu, a sus 32 años —cumplidos un día después de ser electo— se ha fijado planes realistas.

Proyectos

Un mercado, un instituto de educación básica, mobiliario para las escuelas y agua potable, fueron sus promesas de campaña.

A partir del 14 de enero de 2000, se arremangaría la camisa y trabajaría por el desarrollo de su municipio. Ese día, recordaría su infancia, cuando —huérfano— recorría callejuelas para ir de la escuela a una fábrica de camisas y ganarse el sustento diario, mientras otros niños jugaban pelota o volaban barrilete.

La entrevista

¿Cómo fue su niñez?

Comencé a trabajar después de la muerte de mi papá, a los 7 años. Me dieron empleo como empacador de camisas, con un salario de Q3.50 a la semana. En la mañana iba a la escuela y por la tarde, a una fábrica de ropa. Incluso para Semana Santa o para la feria de San Juan vendí  globos. De esa forma terminé la primaria, también sin mamá, pues ella falleció cuando yo tenía diez años.

¿Y su relación familiar?

Con mis otros cinco hermanos nos llevamos muy bien, gracias a los consejos de una tía que terminó de criamos.

Los otros niveles educativos, ¿cómo los sostuvo?

Los básicos los combiné con la venta de camisas en diversas poblaciones del país. Además, trabajando como vendedor de vestidos y guardián de un almacén de la avenida Bolívar, pude costearme la carrera de perito en Administración Comercial. En 1988 comencé a estudiar administración de empresas en la USAC. Para ese momento ya era supervisor en una maquiladora.

¿Fue buen universitario?

A mitad de la carrera, en la facultad se premió a los mejores 40 promedios entre alrededor de 18 mil estudiantes y fui el número 21.

En varias clases tengo 100 puntos de nota final. Cerré pensum en 1993, cinco años después de haberme inscrito, pero tengo pendiente la tesis. También fui miembro de la Asociación de Estudiantes de Ciencias Económicas y participé en alguna que otra Huelga de Dolores.

¿En qué más laboró?

En 1991 me contrató una ONG dedicada a la promoción de microempresas; luego, estuve en otras relacionadas con el desarrollo comunitario.

Así hasta hace año y medio, cuando fundé una empresa propia de bienes raíces.

¿Cuándo se inició en la política partidista?

Hace unos diez años; uno de mis parientes participó como candidato a alcalde del pueblo por la

UCN y lo apoyé. Sin embargo, fue hasta enero de este año cuando directivos del PLP, la ANN y el PAN me hablaron para integrarme a sus proyectos. Al final llegué a entendidos con el último partido.

¿De qué tipo fueron los pactos con el oficialismo?

Pedí libertad para integrar la planilla y no hubo oposición a eso. Lo primero que organizamos fue

una asamblea en el pueblo y los vecinos me dieron su aval. Los candidatos a síndicos y concejales fueron propuestos por la misma comunidad, sin que se involucrara la dirigencia del partido. Ese fue un proceso que no se había practicado jamás en la historia.

Antes de que lo convocara el PAN, ¿qué hacía en la comunidad?

Desde niño me di cuenta de que los problemas no se resuelven sin participación comunitaria. Por eso participé muchas veces en la Casa de la Cultura y el Comité pro Feria.

Inclusive, fui de los sanjuaneros que solicitaron la presencia de la Policía Nacional Civil, PNC.

Portales de San Juan Sacatepéquez, Guatemala. (Foto: Hemeroteca PL)
Portales de San Juan Sacatepéquez, Guatemala. (Foto: Hemeroteca PL)


¿Sufrió algún tipo de campaña negra durante su candidatura?

Por supuesto. Por medio de panfletos le decían a la gente que yo era "un patojo huérfano" sin capacidad para ser alcalde. También fui señalado de haber incurrido en actos de corrupción mientras trabajé en las ONG.

¿Y va a invitar a sus rivales a compartir el poder local?

Lo que haré es convocar a todos los sectores del municipio, pues mi idea es formar un "consejo de

desarrollo". Por medio del consenso vamos a buscar soluciones a los problemas que nos afectan a

todos.

Si gana la Presidencia el FRG, ¿qué tipo de relación deberá tener con las municipalidades que no le son afines?

De respeto y colaboración, pues el presidente y yo somos representantes de todos, no de un grupo.

Dentro de cuatro años, ¿cómo quiere ser recordado por sus paisanos?

Como alguien que le sirvió a su comunidad. Que dejó obra y, en lugar de perder amigos, los ganó. Nada más.

Funciones y atributos de las alcaldías indígenas (Video: tomado de Youtube)