Dos niños mueren intoxicados al ingerir insecticida

Dos menores procedentes de la finca Calauté, La Democracia, Huehuetenango, murieron este martes en el Hospital Regional de Huehuetenango, y otro  se recupera en la Pediatría, luego de haber ingerido insecticida que había sido almacenado en una botella para agua gaseosa.

Por POR MIKE CASTILLO

<p>Un familiar de Jairo Vicente García permanece en el área de Pediatría del Hospital Regional de Huehuetenango, donde se recupera el menor. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)&nbsp; <br></p>
Un familiar de Jairo Vicente García permanece en el área de Pediatría del Hospital Regional de Huehuetenango, donde se recupera el menor. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo) 

HUEHUETENANGO – Las víctimas mortales son Walter Ruiz Bravo, de 9 años, y Cleidy Elizabeth Vicente García, 5; mientras, Jairo Vicente García, de 1 y 8 meses, hermano de la menor, permanece internado en el citado nosocomio.

Jony Tamat, director del referido hospital, informó que los menores encontraron una botella para agua gaseosa, y lo ingirieron sin percatarse de que el líquido que contenía era insecticida.

Aunque no se ha confirmado porque no se pudo realizar la necropsia a los dos cuerpos, Tamat explicó que la muerte puede atribuirse al consumo de glicerofosfato, el cual es utilizado para combatir plagas en cultivos.

Puntualizó que las intoxicaciones por insecticida no necesariamente ocurren por ingerirlo, pues también pocurre por contacto con la piel o al inhalar el producto químico.

Agregó que las intoxicaciones son frecuentes en áreas rurales, donde las familias se dedican a la agricultura y no toman precauciones para almacenar los productos.

Otro caso

El médico indicó que en ese nosocomio se recupera otro paciente adulto, ya que accidentalmente ingirió un pesticida en Jacaltenango.

Añadió que mensualmente atienden unos cuatro casos de personas que por accidente han ingerido algún producto químico.