La Casa Blanca abrió sus puertas a reporteros de la prensa cubana

La entrevista colectiva diaria en la Casa Blanca con el portavoz Josh Earnest vivió este jueves un momento inédito en medio siglo con la participación de varios periodistas de medios cubanos, presentes en Washington para acompañar una reunión bilateral de alto nivel.

Por Washington/AFP

La sala de conferencias de la Casa Blanca abrió sus puertas a periodistas cubanos, un hecho calificado como histórico. (Foto Prensa Libre: AFP).
La sala de conferencias de la Casa Blanca abrió sus puertas a periodistas cubanos, un hecho calificado como histórico. (Foto Prensa Libre: AFP).

“Esto es excelente. ¡Bienvenida a Estados Unidos y a la Casa Blanca!” , saludó Earnest desde el podio a una periodista de la televisión nacional cubana, Cristina Escobar, en una escena que la sede del gobierno estadounidense no presenciaba desde hace varias décadas.

Earnest dijo que no estaba “seguro de cuando fue la última vez” que un vocero oficial de la Casa Blanca respondía preguntas de representantes de la prensa cubana.

Ante la presencia de los reporteros cubanos en la sala de conferencias, un periodista local anunció a Earnest la situación y les cedió su turno de formular una pregunta.

Diplomáticos de Estados Unidos y Cuba mantienen este jueves en la capital estadounidense una nueva ronda de conversaciones de alto nivel para allanar el camino al restablecimiento de sus relaciones diplomáticas, después de décadas de ruptura y enfrentamientos.

50

  • años tenía la Prensa cubana de no ingresar a la Casa Blanca.

En la conferencia de prensa de este jueves, Earnest reiteró que el presidente Barack Obama “disfrutaría de la oportunidad de visitar la isla de Cuba, y La Habana en particular”, aunque añadió que diversos pasos deberán ser dados antes que eso ocurra.

“Si hay una persona en particular que espera la visita del presidente Obama a La Habana en un futuro próximo, es el propio presidente Obama”, destacó el portavoz de la Casa Blanca a los periodistas cubanos.

Ernest recordó que el “presidente Obama, como le dijo al presidente Castro, está interesado en romper algunas de las barreras que permanecen entre nuestros dos países”.

No obstante, el portavoz de la Casa Blanca señaló que cualquier cambio que esta nueva política pueda generar en Cuba “es algo que los cubanos determinarán”.

Avanza diálogo para aperturar embajadas

En tanto, funcionarios estadounidenses y cubanos intentaban el jueves concluir las negociaciones para la reapertura de sus embajadas luego de medio siglo de rompimiento de relaciones diplomáticas, y numerosas diferencias parecen estar cerca de una solución.               



Las delegaciones de Cuba y EE. UU. se reunen en Washington para hablar de la apertura de las embajadas. (Foto Prensa Libre: EFE).
Las delegaciones de Cuba y EE. UU. se reunen en Washington para hablar de la apertura de las embajadas. (Foto Prensa Libre: EFE).


La principal diplomática estadounidense para América Latina, Roberta Jacobson, y la directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, encabezaron la sesión en el Departamento de Estado, aunque funcionarios habían insinuado que era improbable que se lograra un enorme avance.                 

Las conversaciones se reanudaron una vez que se resolvieron dos de los mayores obstáculos para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.               

Cuba será retirada el 29 de mayo de la lista elaborada por Estados Unidos de países que patrocinan el terrorismo. Por su parte, Washington indicó que la Sección de Intereses de Cuba en la capital estadounidense estableció relaciones con un banco en Estados Unidos, lo que significa que ya no tendrá que operar con dinero en efectivo.               

Sin embargo, persisten otros asuntos sin resolver: la Casa Blanca desea asegurarse de que sus diplomáticos puedan viajar libremente por Cuba y reunirse con disidentes sin restricciones.