Leer para Creer

Capturan a mujer que se colaba en vuelos internacionales

La cara de inocencia y el ingenio fueron las herramientas que esta mujer de 66 años empleó para colarse en varios vuelos internacionales desde diversos aeropuertos en Estados Unidos, sin pasaporte o boleto.

Por Irene de León

Marilyn Hartman al momento de su detención. (Foto Prensa Libre: Policía del condado Cook en Illinois).
Marilyn Hartman al momento de su detención. (Foto Prensa Libre: Policía del condado Cook en Illinois).

Se trata de Marilyn Hartman, cuya aventura finalizó cuando merodeaba por la terminal 3 del aeropuerto O’Hare de Chicago, tres días después de ser detenida en ese lugar por abordar un vuelo de la compañía British Airways que la llevó a Londres, Inglaterra.

Según la seguridad aeroportuaria, previo a su detención fue vista en un área de embarque de aviones privados, con intención de mezclarse con los clientes.

La “polizona serial”, como la han catalogado medios estadounidenses, fue detenida en 10 ocasiones previas. Posee antecedentes de haberse escapado de clínicas psiquiátricas donde la recluyeron en 2016 para cumplir una sentencia de dos años impuesta por un juez de Chicago.

Indicó que no tener un hogar la deprimió y se sentía más segura en los aeropuertos, que en la calle.

Las escabullidas comenzaron en febrero de 2014, cuando ingresó a un vuelo con destino a Hawái, desde el Aeropuerto Internacional de San Francisco, pero fue descubierta cuando el verdadero dueño del asiento apareció.





En agosto de ese año, tomó un vuelo desde San José a Los Ángeles, California. En esa ocasión aprovechó que un agente revisaba los pases de abordaje de una familia para pasar el control de seguridad eléctrico, sin ser vista por las personas que resguardaban la puerta de embarque.

Por este caso un juez le dio dos años de libertad condicional, los cuales violó a los pocos días al reaparecer en el aeropuerto de Los Ángeles, por lo cual fue encarcelada durante un breve tiempo.

En varias ocasiones también fue arrestada por levantar sospechas al merodear en las terminales aéreas sin una tarjeta de embarque.

Hartman enfrenta cargos por delitos menores de allanamiento de morada y un cargo por robo de delito grave por su viaje a Londres, además de más cargos por traspaso de propiedad y una violación de fianza por su regreso al aeropuerto de O'Hare en Chicago.

Un juez le negó la posibilidad de ser alojada en una clínica psiquiátrica para exconvictos, por considerar que “si puede violar la seguridad de los aeropuertos, una clínica no le ofrecerá ningún obstáculo”, por ello deberá permanecer en la cárcel del condado Cook en Illinois.