Guatemala

Corrupción: Intervienen Migración y Aeropuerto

Gobierno: Interventores con carta blanca para hacer cambios, anuncia Portillo

Por POR: PAVEL ARELLANO

El presidente de la República, Alfonso Portillo, anunció ayer la intervención de la Dirección de Migración y el Aeropuerto Internacional La Aurora, por anomalías y denuncias de corrupción.

“El licenciado Oscar Contreras va como interventor de Migración y tiene carta blanca”, advirtió el mandatario.

Al referirse a los problemas en esa dependencia, Portillo dijo: “A Migración no le ha podido entrar ningún presidente. ¿Quién ignora que ha sido centro de premio para los activistas políticos de todos los partidos?”, afirmó.

El mandatario dijo no conocer personalmente al nuevo interventor; sin embargo, indicó que tiene muy buena reputación; “tiene experiencia, y goza de prestigio y respeto”, afirmó.

Los problemas en Migración “han provocado un Estado anacrónico, obsoleto y lento, que obstaculiza las políticas públicas”, indicó.

Aeropuerto, también

Otra dependencia que será intervenida en los próximos días es el Aeropuerto Internacional La Aurora. “También será intervenido. Necesitamos gente que llegue con don de mando a resolver los problemas; no podemos seguir así”, refirió.

Aunque el mandatario dijo no acordarse del nombre exacto del nuevo interventor, una fuente de la Presidencia confirmó que será Luis Imery.

La terminal aérea será intervenida meses después de que se tomó la misma medida con la Dirección General de Aeronáutica Civil, institución señalada de actos anómalos y nepotismo.

Roscas negativas

Portillo reconoció, además, que en los ministerios de Estado “hay roscas en que se han enquistado grupos y sectores privilegiados”.

“El Estado está atravesado por intereses de poder”, dijo, en referencia a los ministerios de Gobernación, Economía, Finanzas y Agricultura.

Para solucionar ese problema, Portillo indicó que necesita revisar el funcionamiento de todas las dependencias, y “sus objetivos y leyes orgánicas”.

Anomalías: Foco de corrupción

Durante los últimos meses, la Dirección General de Migración ha sido objeto de señalamientos de corrupción.

El tráfico ilegal de migrantes es una de las razones por las que más se cuestiona desde autoridades superiores hasta encargados de oficinas migratorias y guardias.

El flujo de personas de Suramérica, y países africanos y asiáticos es constante. En su mayoría, son detenidas en Guatemala, y Migración las aloja en hoteles o refugios antes de deportarlas. No obstante, las fugas de ilegales ocurren periódicamente, según éstos, porque reciben apoyo de funcionarios de esa dependencia.

Los testimonios de los ilegales han sido contundentes. Señalan que cada vez que intentan cruzar una frontera tienen que sobornar a los agentes migratorios; caso contrario, son capturados.

Además, según denuncias, el negocio de pasaportes y visas falsas, es toda una mafia que produce ‘ganancias’ millonarias.

Por esos motivos han sido destituidos autoridades y empleados de Migración; no obstante, las anomalías continúan.

Más irregularidades

Otra anomalía que se le señala a Migración es la extensión de pasaportes que luego son usados para sacar a menores del país, con miras a la adopción.

Denuncias: Aeropuerto con muchos problemas

Tráfico de ilegales, falsificación de estampillas para cobro del impuesto de salida, y monopolio en la distribución de puestos de venta, son algunas denuncias de corrupción en el Aeropuerto Internacional La Aurora.

De acuerdo con fuentes oficiales, el tráfico de ilegales y de drogas habrían sido dos de las razones por las que el Ejecutivo tomo la decisión de intervenirlo.

El aeropuerto depende de la Dirección General de Aeronáutica Civil, DGAC, intervenida por el Gobierno desde hace algún tiempo, aunque en esta dependencia todavía no se ha actuado, ante denuncias de nepotismo y corrupción hechas públicas a mediados de año.

Es positivo

El interventor de la DGAC, el capitán Mario Rolando Sosa, indicó que la medida del presidente, Alfonso Portillo, es positiva.

“En el área del aeropuerto, en lo que se denomina terminal aérea, trabajan todas las fuerzas de seguridad: DOAN, PNC, SAT y Migración. Todos ellos no están bajo el control de Aeronáutica Civil”, refirió Sosa.

La intervención del aeropuerto es viable porque, según una fuente presidencial, cuenta con administración propia, presta servicios esenciales y es dependencia estatal.