Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

10/01/13 - 00:00 Comunitario

Iglesia suspende al sacerdote Mario Orantes

A la espera de que el Tribunal Eclesiástico fije fecha para el inicio del proceso contra el sacerdote Mario Orantes, por la muerte de monseñor Juan Gerardi, las autoridades eclesiásticas le notificaron que fue suspendido en el ejercicio de sus funciones sacerdotales.

El sacerdote Eddy Calvillo, uno de los dos promotores de justicia y encargado de recopilar los antecedentes del caso y esclarecer la situación de Orantes, explicó que el martes último se le informó sobre la suspensión de su ejercicio, lo cual fue decidido en el 2010 pero no había sido hecho efectivo por el arzobispo metropolitano.

El tribunal que juzgará a Orantes está integrado de manera exclusiva por sacerdotes, tres son jueces: Pedro Martinello, Gustavo Paredes y David Noguera; los promotores de justicia Calvillo y Marco Antonio Figueroa, así como por los notarios Víctor Patzán y Robertson Rodríguez.

El presidente del Tribunal es Noguera, como vicario judicial.

Orantes deberá buscar a su defensor, ya que el tribunal no se lo asignará, afirmó Calvillo. Este también deberá ser sacerdote y especialista en derecho canónico, para garantizar una adecuada defensa del imputado.

El tribunal fijará la fecha para las audiencias del caso y podrá tomar en cuenta declaraciones recopiladas por el Ministerio Público, así como otras declaraciones y citar a testigos, resaltó Calvillo.

“Las declaraciones que el mismo padre Orantes haya realizado, las vamos a conocer para determinar cuál ha sido su responsabilidad”, agregó.

Proceso interno

Esta causa será la más grave que haya sido juzgada por el Tribunal Eclesiástico, explicó Calvillo. Otros casos conocidos por esa instancia han sido el abuso de menores por parte de sacerdotes y el matrimonio de prelados.

Al tribunal también le compete conocer nulidad de matrimonios.

POR BILL BARRETO /

Caso de alto impacto

Gerardi fue asesinado el 26 de abril de 1998.

El canon 1370  párrafo II señala que quien atenta, directa o indirectamente  contra la vida de un obispo tendrá  un proceso en un tribunal eclesiástico. Para los clérigos hay una suspensión del ministerio en el acto. 

Este hecho trae consigo la aplicación inmediata de la pena canónica Latae sententiae, término latino que significa dado pena.

La acusación por la que se investiga  a Orantes es la participación directa o indirecta en la muerte del obispo Juan Gerardi, el 26 de abril de 1998,  en la casa parroquial de la iglesia San Sebastián.


Herramientas

Relacionadas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.