Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

13/01/13 - 00:00 Comunitario

Jóvenes fomentan cambio

En una sociedad con tantas carencias como la guatemalteca son muchos los jóvenes que se interesan en aportar su tiempo y atención a la población más vulnerable en el país.

Desde colectivos que construyen casas hasta quienes regalan una frazada, estos grupos altruistas están compuestos por muchos jóvenes.

“Es importante ayudar, para sensibilizarnos como sociedad”, expresa Virginia Mendizábal, quien agrupa, en el Centro de Voluntariado, a distintas organizaciones encargadas de labores nobles y desinteresadas por el prójimo.

“Las personas que hacen voluntariado saben y están conscientes de que dan su tiempo. Esto significa ser un ciudadano responsable”, dice Mendizábal.

Interés social

Existe, para quienes quieran colaborar, una amplia diversidad de organizaciones. Muchos de los voluntarios llegan con la ilusión de participar y hacer cambios para su país.

“Cuando descubren los tesoros del voluntariado, nuestros colaboradores se entregan con el corazón abierto. En principio les cambia la vida, luego tienen todo el tiempo para transformar algo del dolor humano que ven en las injusticias sociales”, explica Edy Jorge, del Grupo de Voluntariado Social Ladivariano, de la Universidad Rafael Landívar.

“Creo que el reto es encontrar una causa que realmente te apasione, porque una vez la encuentras y te enamoras del trabajo que la fundación realiza, haces lo que sea necesario para ayudar y participar”, afirma Mónica González, directora ejecutiva de Operación Sonrisa, que se encarga de convocar a la población y traer médicos, la mayoría extranjeros, para que hagan reconstrucciones faciales gratuitas a niños de escasos recursos.

A criterio de González, los jóvenes son la fuerza de este tipo de proyecto. “Ellos agregan energía e ideas nuevas al trabajo, por ello les tratamos de abrir espacios para que aporten y trabajen. Hemos visto que así logran cosas extraordinarias”, expone González.

Las labores en estas organizaciones van más allá de acompañamiento. Organizan un encuentro con niños y ancianos o participan socialmente. Es también saber que se ayuda y se es parte del cambio. “Es algo que no se puede explicar, todo sucede cuando se ve la sonrisa de las personas que ayudamos”, enfatiza Mendizábal cuando explica las principales satisfacciones del voluntariado.

Retos asiduos

Las situaciones internas de estos movimientos no son siempre diversión. Exigen cierto tipo de entrega y sacrificio. “Es curioso, pero en Guatemala la cultura del voluntariado no se ha desarrollado completamente, todavía falta”, dice Mendizábal.

La visión de Jorge con jóvenes universitarios la impresionó. “La cultura de ayudar es mayor de lo que uno piensa”, responde entusiasmado.

Melissa Leiva, de Techo, organización que busca construir casas para familias de escasos recursos, dice que la función del voluntariado es comprometerse con la realidad de Guatemala y tener la convicción de que superar la pobreza es posible. “No es una acción de caridad, es solidaridad y convicción”, refiere.

Juventud en acción

Aunque la labor de los jóvenes en este tipo de proyectos pareciera que no es evidente, sucede todo lo contrario. “Ellos se involucran en aquello que implique estar con los necesitados. Esto les cambia la vida”, señala Jorge.

Las redes sociales de los voluntariados se llenan de emotivos mensajes de los jóvenes que participan en ellos. “Dándoles amor y una sonrisa a los niños por tan poquito tiempo es lo más hermoso que se puede dar”, escribe Andiie Herrera, una colaboradora de Operación Sonrisa en el portal de Facebook.

Teresita Pannasi expresa: “La mayor satisfacción de un voluntario es el aprendizaje del amor al prójimo”, en referencia a la misma organización.

Noble causa

El espíritu de ayudar es el principal incentivo para los jóvenes que se involucran en estos movimientos en Guatemala.

“Los jóvenes buscan respuestas a la problemática social. Cuando llegan a conocer la realidad de primera mano, no quieren quedarse indiferentes”, asegura Jorge.

Los voluntariados no solo construyen la conciencia social de quienes participan, sino también fraternizan el trabajo con quienes lo necesitan.

POR áNGEL ELíAS /

DATO 41 asociaciones integran la red del Centro de Voluntariado en el país.

FECHA 5 de diciembre es el Día Internacional de los Voluntarios.




Herramientas

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.