Ríos anegan viviendas y cultivos en Petén

Unas 200 familias de nueve comunidades ubicadas en las riberas de los  ríos La Pasión y Usumacinta, en Las Cruces, Petén, fueron afectadas por desbordes de estos afluentes, ya que inundaron viviendas y siembras.

Por POR RIGOBERTO ESCOBAR

<p>Los desbordes de los ríos La Pasión y Usumacinta causaron que varias comunidades quedaran anegadas, por lo que residentes tuvieron que ser evacuados a terrenos más altos. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar).<br _mce_bogus="1"></p>
Los desbordes de los ríos La Pasión y Usumacinta causaron que varias comunidades quedaran anegadas, por lo que residentes tuvieron que ser evacuados a terrenos más altos. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar).

PETÉN - La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) declaró alerta anaranjada, debido a que el nivel máximo de altura de las aguas del Usumacinta es de 10 metros; sin embargo, ya llegó a 16.4 metros, informó Geovanny Martínez, delegado de esa entidad.

En tanto, el nivel máximo de La Pasión es de tres metros, pero ya alcanzó los 6.68 metros, añadió Martínez.

Agregó que los damnificados son unas mil 200 personas que viven en las comunidades El Sacrificio, Ixcoche, Kemane, Los Laureles, Bella Guatemala, La Técnica, La Lucha, Palestina y El Retalteco.

Las inundaciones causaron las pérdidas de cultivos de 900 manzanas de maíz, 300 de frijol y 150 de pepitoria.

Martínez resaltó que se visitaron las comunidades afectadas para verificar los daños personales y agrícolas, y que se les hizo entrega de frazadas, bolsas de alimentos y kits de limpieza personal.

También fueron evacuados los pobladores de las comunidades Ixcoche y Kemane, que fueron trasladados a la parte de un cerro.

César García, alcalde auxiliar de El Sacrificio, señaló que de continuar la lluvia van a tener que evacuar también a los pobladores de las partes bajas aledañas a esa comunidad.

Sara Laaj, residente de la comunidad Kemane, indicó que perdió más de 10 manzanas de cultivos de maíz. “No se puede hacer nada con lo que Dios permite; ahora esperamos que las autoridades nos apoyen”, comentó.

El jefe edil de Las Cruces, Elfigo Medrano, refirió que también se declaró alerta anaranjada, para apoyar a la población en caso de cualquier emergencia.

Monitoreo

Personal de la Conred y del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Metereología e Hidrología continuarán monitoreando los ríos La

Pasión y Usumacinta, así como El Salinas y San

Pedro.