Texas se prepara para inundaciones ante tormenta Bill

Habitantes de Texas se preparan para la llegada de más lluvias fuertes y posibles inundaciones el miércoles ante el avance de la tormenta tropical Bill, pese a que éste se degradó a depresión.

Por San Antonio/AP

 Vista de un vehículo en una calle inundada mientras la tormenta tropical Bill se muevea Houston, Texas. (Foto Prensa Libre:EFE).
Vista de un vehículo en una calle inundada mientras la tormenta tropical Bill se muevea Houston, Texas. (Foto Prensa Libre:EFE).

Se espera que el centro de la tormenta se mueva con dirección al norte, justo al oeste de la autopista Interestatal 35, dejando a su paso entre 10 y 12 centímetros (4 a 5 pulgadas) de lluvia en zonas del centro de Texas que aún se recuperan tras las inundaciones del fin de semana de Memorial Day que dejó 14 muertos y dos desaparecidos a lo largo del Río Blanco en los condados de Blanco y Hays.

Los efectos de la tormenta se han sentido en otras partes, luego de fuertes lluvias en Oklahoma y Missouri, donde falleció un conductor de 60 años, luego de que las aguas sacaran su vehículo del camino.

El Centro Nacional de Huracanes informó que la tormenta se movía este miércoles al norte a unos 21 kph (13 mph), rumbo a la zona metropolitana de Dallas-Fort Worth.

Entraron en vigor las alertas de posibles inundaciones en el área, y se espera que el gobernador, Greg Abbott reciba un informe de las autoridades de emergencia de estado.

Al norte de Texas, las autoridades de Dallas monitorean las condiciones de los caminos y la ciudad entregó costales de arena gratuitos a los habitantes de Arlington.

De acuerdo a las proyecciones del Servicio Meteorológico Nacional, el promedio de lluvia hacia el mediodía del miércoles para partes de Texas será de entre 7 y 14 centímetros, pero en algunas áreas se podría alcanzar hasta 30.

Podría haber hasta 22 centímetros de lluvia en Arkansas y Oklahoma en los días venideros, mientras que Misuri podría recibir más de 18 centímetros. El pronóstico podría complicar los trabajos actuales para contener las inundaciones sufridas tras las históricas lluvias del mes pasado.

“En este momento somos más vulnerables a las inundaciones que de costumbre, debido a que acabamos de pasar el mes más húmedo de nuestra historia”, dijo el climatólogo estatal, John Nielsen-Gammon.