¡Descubren nueva flor en Guatemala! Su nombre: “Flor de Cayalá”

El descubrimiento fue realizado por el científico guatemalteco Fredy Archila y la elección del nombre “Flor de Cayalá” corresponde al compromiso de Grupo Cayalá por apoyar proyectos medioambientales.

×

El reconocido científico y botánico guatemalteco Fredy Archila descubrió la nueva planta en 1999, en los bosques secos de Alta Verapaz. Sin embargo, tuvo que esperar 23 años para que diera flor e identificarla. Durante este tiempo la mata se sembró y cultivó con mucho cuidado en la Estación Experimental de Orquídeas, de la familia Archila, esperando el momento de su floración para poder analizarla y describirla correctamente.

Finalmente, este año brotó una flor de color verde con algunas partes verde amarillento, la cual fue nombrada Lycobyana x Cayalae Archila & Chiron, que significa Flor de Cayalá.

 

Un descubrimiento con el apoyo de Cayalá ECO Social

El nombre Flor de Cayalá se eligió como un reconocimiento especial al compromiso que Grupo Cayalá tiene por la sostenibilidad en Guatemala, principalmente por los proyectos medioambientales que fomenta por medio de la organización Cayalá ECO Social.

“Para nosotros como Cayalá es un orgullo saber que científicos como el Dr. Archila reconocen el trabajo que hacemos por la sostenibilidad de Guatemala. Queremos que todos los guatemaltecos también se sientan orgullosos de las maravillas que tenemos como país”, comentó José Manuel Rivera, gerente de División Rentas & Mercadeo, de Cayalá.

El objetivo es que cada vez que la planta se encuentre en floración, es decir entre octubre a enero de cada año, la flor se pueda trasladar a la Ciudad Cayalá para que todos los guatemaltecos tengan la oportunidad de conocerla y apreciarla.

 

Dr. Fredy Archila, un guatemalteco destacado

Reconocido como científico y experto en botánica, el Dr. Fredy Archila fue quien nombró a la Monja Blanca, la flor nacional. Ha dedicado su vida a reproducir y reintroducir orquídeas, principalmente la flor considerada símbolo patrio, que estuvo extinta 21 años de los bosques de Guatemala.

El descubrimiento de la Flor de Cayalá fue posible gracias a su perseverancia en el cuidado de esta planta, para que pudiera crecer sana hasta el momento de florear. La nueva planta representa otro importante aporte a la preservación y protección de la biodiversidad en Guatemala.

 

Publicado el