El control y la seguridad en las transacciones digitales es posible

Conozca los esfuerzos que realiza Mastercard para llevar la tecnología de los pagos digitales a todo el país.

El mundo traía un ritmo lento en avances digitales. Tanto empresas como comercios se mantenían en una zona de confort en cuanto a tecnología se refiere. De pronto llegó la pandemia y fue el combustible que la industria necesitaba para acelerar el paso hacia la transformación digital y la inclusión financiera.

De pronto los consumidores se vieron aislados en casa, con efectivo disponible pero que más que ser una solución, resultó ser una amenaza por el riesgo de contagio que significa su manipulación. Sin embargo, desde mucho tiempo antes, la tecnología que daría solución a esta problemática ya estaba en desarrollo.

La solución: los pagos electrónicos y remotos

 

¿Cuenta ya con una tarjeta que paga a distancia sin necesidad de insertarla en el POS? ¿Acaso esto no le da una gran tranquilidad de evitar el contacto y con él, el riesgo de contagio? Esta se trata de la tecnología Near Field Communication, NFC. Incluso cuando se trata de un monto menor, ni siquiera se requiere firmar el voucher de compra.

“Con la crisis generada por covid-19, un estudio evidenció un aumento del 17% en el uso de la banca en línea y el uso de las tecnologías contactless. Las compras en comercio electrónico están en su punto más alto. Otro estudio de Global Fintechs demostró que a nivel global, el 52% de los adultos confirmaron haber recibido por lo menos un pago digital en lo que va del año. Y en Guatemala, muchos han afirmado que la situación los ha llevado por primera vez a realizar una transacción digital”, explica Francisco Milián, gerente País de Mastercard.

La migración del efectivo a los pagos digitales es un reto no solo para los usuarios, sino también para los emisores de tarjetas y para los bancos. “Nos hemos asegurado de ofrecer experiencias de compra simples, eficientes y seguras; además de proteger, detectar y responder ante cualquier amenaza que se presente”, añade Milián.

Tecnología de alta seguridad y uso amigable

En Guatemala, Mastercard se ha comprometido a crear experiencias que demandan confianza, control y transparencia de parte de los consumidores. Es por ello que han habilitado tecnologías innovadoras de seguridad para que la experiencia de compra sin contacto sea segura como ninguna. Entre ella se pueden mencionar:

New Data: se trata de una empresa de biometría pasiva que detecta la manera singular que un usuario tiene de manipular su dispositivo inteligente. Esto ayuda a las empresas a crear confianza digital mediante la identificación inteligente de usuarios.

Decision Intelligence: esta inteligencia artificial mide el nivel de riesgo de cada transacción. Se miden parámetros para determinar si una transacción es riesgosa o no. Al determinar que no lo es, se aprueba la transacción. Si por el contrario la transacción presenta condiciones que no la hacen segura, la transacción se rechaza.

Tokenización: este concepto desvaloriza el número impreso de la tarjeta que tiene un valor interesante para los defraudadores. En su lugar, se entrega un número que sustituye al número real de la tarjeta y este sirve para hacer transacciones en un dispositivo y comercio específicos, para un cliente específico una única vez.

Autenticación: la autenticación es el siguiente paso y es el futuro de la seguridad en los pagos. La autenticación es la autorización de un pago por medio de un pin o una contraseña o se hace de manera automática con el registro digital de los datos del cliente.

 

Siempre y cuando el comercio, sitio web o método de transacción tenga el logo de Mastercard, este es un medio de pago confiable y seguro. Actualmente, Mastercard busca acercarse a la economía informal y proveer soluciones que se adecuen a las circunstancias particulares que se dan en el mercado guatemalteco. “Desarrollamos una estrategia de inclusión financiera en el país. Somos un facilitador de tecnología, sistemas y procesos que permiten la inclusión. Por ello, buscamos impulsar la inclusión en la población que no tiene acceso a servicios financieros en el país”, finaliza el gerente País de Mastercard.