María Mercedes Girón de Blank:”Hay que trabajar con valores, disciplina y excelencia”

|

María Mercedes Girón de Blank es una mujer con una amplia trayectoria profesional. Ha ocupado varios puestos dentro de Prensa Libre, desde los que ha promovido iniciativas que buscan dar valor, tanto a la sociedad guatemalteca como a sus colaboradores, como la Escuela de Voceadores, la cual fundó en 1995, con el apoyo del Comité Nacional de Alfabetización (CONALFA), con el objetivo de que los vendedores de periódicos de las calles pudieran saber leer, escribir y hacer sus cuentas, dado que en esa época se voceaban las noticias.

Actualmente es presidenta del Consejo de Administración de ese medio, cargo que asumió desde 2001, y forma parte del jurado de los Premios GTCMujer de Banco G&T Continental.

Su mayor inspiración, cuenta, fue su padre, quien siempre la incentivó a ser independiente.

¿Cómo se sale adelante, siendo mujer en un mundo de hombres?

Demostrando capacidad. En mi época, el machismo predominaba, ocupar cargos ejecutivos era casi imposible. Ingresé a laborar a Prensa Libre en el departamento de Anuncios en 1958 y me retiré en 1962, porque me fui a estudiar al extranjero. Y cuando regresé a Guatemala, en 1964, fui a trabajar a la Asociación de Azucareros en donde estuve 2 años, después hice interinatos en Mayatrac y ESSO Standard Oil Company.

A insistencia de mi madre regresé a Prensa Libre en 1969, e ingresé al departamento de Circulación, al área de Suscripciones y Ventas al por Mayor. Diez años después, ingresé al Consejo de Administración como directora, también ocupé el cargo de secretaria del Consejo de Administración.

En 1979 inicié como subgerente de Circulación. Luego, en 1989 trabajé como gerente de ese departamento, y mi papá, quien había ocupado el mismo puesto, me había compartido sus experiencias, y sus enseñanzas fueron valiosas. En esa época, desarrollar un puesto gerencial era difícil, pues al presentar resultados, los fundadores eran demandantes.

Posteriormente, en 1999 asumí el cargo de vicepresidenta del Consejo de Administración.

¿Cuál cree que ha sido el aporte que ha hecho con su trabajo a la sociedad?

Trabajar con valores. Mis padres me los inculcaron y los trasladé a mis hijos, a mi familia, porque es importante ser responsable de nuestros actos, la honradez en todo, el respeto y la buena voluntad.

¿Cómo ha contribuido con su trabajo al desarrollo de la mujer?

Con dedicación, el trabajo que uno desempeña debe ser siempre lo mejor posible, con una disciplina hacia la excelencia. A la fecha tengo 66 años de trabajar, de los cuales 57 han sido en Prensa Libre. Mi papá me hablaba de la importancia de ser independiente, por lo que compré una franquicia que establecí en Guatemala; llevo 50 años con mi estudio de productos de belleza Merle Norman.

¿Cuál es la clave del éxito?

Principalmente, la ayuda de Dios. Tuve un gran apoyo de mis padres y he tenido el apoyo de mi esposo. Es importante la constancia y disciplina.

¿Cómo se ayuda al país con la labor que uno hace?

Haciendo la labor, lo mejor posible, con excelencia. De esa forma he trabajado tantos años, sin olvidar el sentido social. Cuando trabajé en Circulación (en Prensa Libre), me di cuenta de que la mayoría de los voceadores no sabían leer, por lo que contacté a CONALFA y tuvimos su apoyo; fue el primer programa para enseñar a leer y escribir a voceadores en Guatemala. En esa época Prensa Libre se unió a la campaña de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura y en 1995 inauguramos dos centros de estudios de enseñanza, uno en la zona 7 y otro en la zona 1. Actualmente tenemos vigente la Escuela de Voceadores Capacitación y Desarrollo Prensa Libre en la zona 1. Hemos procurado la superación de los voceadores y también su formación espiritual, hemos celebrado con ellos primeras comuniones y varias graduaciones de Bachilleres en Ciencias y Letras… Algunos siguieron carreras universitarias…

¿Qué le animó a ser jueza de los Premios GTCMujer?

Me presentaron la iniciativa y ellos me propusieron participar en el jurado. Creo que es un gran proyecto, con el que se puede dar a conocer lo bueno que hace y puede hacer cada mujer.

¿Qué le parece importante de estos premios?

Considero que son una excelente fuente de inspiración y motivación.

¿Qué quiere ver en las mujeres nominadas?

Que sean líderes, ver en ellas valores, principios, iniciativa y que luchan hasta lograr un sueño. También me gustaría ver sus proyectos sociales, que ayuden a Guatemala.

Por su área de trabajo, ¿en qué categoría se ubicaría?

De acuerdo con las categorías del proyecto GTCMujer, me ubicaría en: Ejecutiva y Ciudadana Responsable. Aunque me dicen que estoy ubicada en varias categorías [ríe].