Paul Polman, defensor de la economía sostenible

La preocupación por el uso equilibrado de los recursos naturales se ha extendido en diferentes ámbitos, incluido el sector privado. Conozca más sobre Paul Polman, uno de los empresarios más influyentes del concepto de sostenibilidad actual.

×

En 2014 el holandés Paul Polman fue nombrado por Forbes como uno de los 50 líderes más importantes del mundo y en 2016 dirigió la Comisión Global para Negocios y el Desarrollo Sostenible del Foro Económico Mundial (WEF).

Las mejoras introducidas por Polman en Unilever, durante su gestión como CEO, incluyen una reducción del 39% en la extracción de agua por tonelada de producción y un ahorro de US$430 millones en operaciones de 2008 a 2016.

Con la iniciativa “Plan de Vida Sostenible de Unilever”, estableció objetivos para mejorar la vida de mil millones de personas, reducir a la mitad el impacto ambiental de la empresa y mejorar los medios de vida de millones de mujeres y pequeños agricultores en la cadena de suministro.

Durante una década al frente de la multinacional, Polman elevó la rentabilidad de los accionistas cerca del 300%, muy por encima de sus homólogos.

Uno de sus éxitos en 2021 ha sido la publicación de su libro “Net Positive: cómo las empresas valientes prosperan dando más de lo que toman”. En colaboración con Andrew Winston, recopilan 50 años de dogma corporativo para guiar a las empresas a responsabilizarse de todos los impactos sociales y ambientales.

De dicha publicación surge “El manifiesto Net Positive”, divulgado por la Escuela de Negocios de Harvard. En el mismo se indica que un estudio descubrió que, al cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, en una década podrían desbloquearse billones en valor y crear cientos de millones de puestos de trabajo.

“La economía no prosperará a menos que las personas y el planeta prosperen”, Paul Polman.

El manifiesto Net Positive: algunas de las declaraciones de Paul Polman y Andrew Winston

  • Las compañías que han adoptado medidas de temas medioambientales sociales y de gobernanza están superando a sus competidores.
  • Los proveedores, clientes y empleados, especialmente millennials y generación Z, se fijan en negocios con objetivos climáticos y de diversidad.
  • La responsabilidad social empresarial y la filantropía son inadecuadas para nuestro tiempo. Una empresa neta positiva es la que mejora el bienestar de todas las personas a las que afecta y a todas las escalas: cada producto, cada operación, cada región y cada país, así como de todos los públicos de interés, incluidos los empleados, los proveedores, las comunidades, los clientes e incluso las generaciones futuras y el propio planeta.
  • Las empresas que comienzan el viaje hacia este objetivo, cuentan con líderesque presionan a los gobiernos para que  avancen más rápido en la política climática, fijan objetivos para ser carbono positivos, hacen compromisos ambiciosos con la equidad racial y se pronuncian en contra de las leyes que restringen el voto o infringen los derechos de los ciudadanos LGBTQ. Están formando amplias asociaciones con proveedores, clientes, homólogos, ONG y gobiernos para abordar problemas sistémicos y problemas compartidos.

*Fuentes: Isotools.org, https://netpositive.world/book, https://hbr.org/2021/09/the-net-positive-manifesto.

 

 

 

 

 

 

Publicado el