Río Cahabón, una maravilla natural que se debe preservar

Aprovecha las próximas vacaciones para aventurarte en uno de los destinos más impresionantes que ofrece Guatemala.

×

El río Cahabón es uno de los principales ríos de Guatemala y atraviesa gran parte del departamento de Alta Verapaz. Se extiende 195,5 km desde los municipios de Tactíc, Santa Cruz Verapaz, Cobán, San Pedro Carchá y Lanquín, donde fluye por debajo del puente natural del Monumento Natural de Semuc Champey. Luego aparece sobre tierra en las Cuevas de Lanquín, Centro Turístico importante en la región de las Verapaces; cruza Santa María Cahabón para finalmente unirse al río Polochic en la localidad de Panzós. Su desembocadura se ubica en el lago de Izabal.

En todo este largo e importante trayecto, lleva las bondades del agua a cientos de personas y animales y al mismo tiempo alberga diversa fauna, flora y paisajes increíbles. Este colosal afluente de agua cuya coloración varía en tonos color turquesa, cuenta con espacios atractivos y amigables para las visitas.

Todos los años, cientos de guatemaltecos y extranjeros llegan a distintos puntos del río para sentir su poder. Es un destino de alta importancia para la economía y la cultura nacional. A través de diferentes operadores turísticos, tú puedes disfrutar de las aguas del río Cahabón a través de actividades extremas como kayaking,  rafting o canotaje entre otras actividades naturales.

Por eso si no has ido, no pierdas más el tiempo y escoge uno de los siguientes destinos para sentir también la increíble fuerza de la naturaleza a través del agua que transporta el río Cahabón. Su caudal es alimentado por más de 50 pequeños afluentes por lo que podrás disfrutar de muchos lugares que comparten las aguas cristalinas del río.

Semuc Champey: este puente natural de piedra cuenta con un conjunto de piletas y pozos que se llenan con agua directamente del río Cahabón. Además de relajarte en sus aguas, podrás subir el retador camino hasta llegar al imponente mirador desde el cual se ve todo el conjunto de pozas entre el bosque verapacense.  

Las Conchas: como si hubiesen puesto conchas gigantes una encima de la otra, así es este hermoso sitio turístico cuyas pozas de agua cristalina dejan ver cientos de pequeñas conchitas de tiempos prehistóricos. Es ideal para los amantes de la aventura pues los visitantes gozan de tirarse atrevidos clavados desde lo alto de las cascadas.

Hun Nal Ye: este parque ecológico alberga “La Casa del Dios de la Luna”, según descubrimientos arqueológicos que se hallaron en una gruta del recinto. En él se puede realizar canopy, senderismo, salto de garrucha en el río, camping, entre otras actividades. Su recorrido natural asombra por la riqueza de su flora y la potencia del agua. Hun Nal Ye cuenta con hotel, restaurante y sitios especiales para acampar si así lo deseas.

Parque Nacional Grutas de Lanquín: y para retar tu resistencia y aguante en espacios cerrados, nada mejor que las Grutas de Lanquín. Este conjunto de cuevas de piedra caliza es hábitat de murciélagos y otros animales propios de esta región boscosa. Aunque su interior ya ha sido modificad con luces, pasarelas y gradas, aún existen rincones inexplorados por su carácter sagrado y poseer altares de piedra en los que aún se realizan ritos ceremoniales sagrados.

Todos estos y más destinos dependen absolutamente del cuidado que los guatemaltecos le den al río. Cuidar sus caudales y no contaminar es un esfuerzo que todo habitante del país debe realizar para que este destino continúe dando vida durante muchos siglos más.

Dada su grandiosa belleza, se invita a todos los guatemaltecos a visitar el río Cahabón y los sitios turísticos que se encuentran a sus alrededores. Solo experimentando la fuerza y belleza del agua natural, se aprende a valorar tan preciado recurso para la humanidad.

 

 

Publicado el