Afluencia de vehículos en la Autopista Palín-Escuintla comienza a incrementarse por feriado largo

Unos 28 mil automovilistas circularon este viernes 12 de agosto por la autopista Palín-Escuintla y se estima un incremento de usuarios por el fin de semana largo.

Publicado el
AUTOPISTA PALÍN-ESCUINTLA
Por el fin de semana largo se espera un aumento en el aforo de la autopista Palín-Escuintla. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La afluencia se mantiene este sábado en las garitas de peaje de la autopista Palín-Escuintla y se proyecta un incremento de automovilistas quienes viajarán a las playas y centros turísticos de la Costa Sur para aprovechar el descanso del fin de semana largo.

Celeste Rosales, vocera de SIVA -empresa que administra el tramo- informó que se espera un aumento de aforo entre este sábado y domingo, ya que el viernes reportaron 28 mil vehículos. Si embargo, ya se observó un incremento con relación a otros viernes cuando el aforo es entre 22 mil a 23 mil usuarios.

“Todo nuestro equipo está capacitado y preparado para atender una cantidad de hasta 30 mil vehículos”, remarcó la vocera de SIVA.

Efecto Villa Nueva

Las cifras también demuestran que durante la presente semana se incrementó en 6% el aforó en relación con la anterior, lo cual puede estar asociados a la culminación de trabajos por el hundimiento en el kilómetro 15 ruta al Pacifico.

Vecinos de Villa Nueva como usuarios de la ruta al Pacífico han tenido que pasar una odisea para desarrollar sus actividades cotidianas luego que desde el 14 de junio pasado se registrará un hundimiento.

El problema para poder transitar por la ruta al Pacífico pudo haber generado que las personas desistieran de visitar a los lugares turísticos de la Costa Sur, sin embargo, con la rehabilitación del tramo se espera que se retomen las actividades.

En tanto que representantes del sector de transporte de carga, manifestaron que la rehabilitación de la ruta al Pacífico permitirá la fluidez de la cadena logística, ya que durante los días que estuvo bloqueado, se tuvo que adoptar rutas alternas y que alteraban los itinerarios de despachos.

La madrugada del pasado lunes 8 de agosto se concluyeron los trabajos y se permitió el paso de vehículos en esa área, y el tramo estuvo interrumpido por 55 días.