Pobladores recuerdan costumbres

En el cementerio general de Cobán miles de personas se hicieron presentes para adornar y estar con sus seres queridos, colocándoles veladoras, flores y quema de incienso entre otros.

Publicado el
En el altart la comida ofrecida es para conmemorar a los difuntos. (Foto Prensa Libre: A. Tax)
En el altart la comida ofrecida es para conmemorar a los difuntos. (Foto Prensa Libre: A. Tax)

ALTA VERAPAZ- Muchas personas en la entrada del cementerio se quedan observando a un “ángel” dando la bienvenida a la ciudad de los vivos y de los muertos.

Dicho ángel esta sobre la tumba de Jorge M. López, que murió el 9 de abril de 1,900.

Los ancianos cercanos al cementerio cuentan que la escultura tiene alrededor de 13 años.

“Todos los años regalo la tradicional bebida de la amistad”, menciona María Elena Winter Flor; esta bebida es a base de cacao y revive la tradición de este municipio.

Otras personas repartieron jocotes en dulce, algunos tamales y otros un poco de Boj -Bebida hecha a base de jugo de caña-.

María Trinidad Gutiérrez colocó un altar en su casa y compartió con algunos invitados el caldo de Chunto, Jocotes, Ayote en dulce.

En su altar la comida para los difuntos, Gutiérrez dijo “lo hacemos para que nuestros hijos lo sigan haciendo y que la tradición de amar a nuestros seres queridos no se pierda”.