Pobladores celebran Día de Reyes en Rabinal

En medio de cánticos y devoción, pobladores de Rabinal, Baja Verapaz,  celebraron este miércoles el Día de Reyes con una procesión de las tres imágenes de los Reyes Magos, la cual fue acompañada por la Danza de los Negritos. 

Feligreses veneran imagen de Reyes Magos, en Rabinal, Baja Verapaz. (Foto Prensa Libre: Carlos Grave).
Feligreses veneran imagen de Reyes Magos, en Rabinal, Baja Verapaz. (Foto Prensa Libre: Carlos Grave).

La procesión  salió del templo del referido municipio y luego de recorrer  las principales calles regresó al mismo lugar, a donde decenas de familias se dieron cita para venerar las imágenes.

La actividad comenzó con el tradicional canto “Cielo, cielo, cuántas leguas caminamos hacia donde está nuestro señor Jesucristo que acaba de nacer”.

Julio Burrero, integrante de la referida danza, explicó que los ramos de flores silvestres conocidos como reliquias fueron colocados en el ranchito de la Natividad ubicado en la iglesia local. Añadió que muchos llevan ramos y  los utilizan para pedir sanidad.

En la actividad también participaron los grupos San Pablo y Apóstol, cuyos integrantes corren y bailan el 25 de diciembre para anunciar el nacimiento de Jesús, y el 6 de enero en honor de los Reyes Magos.

“La Danza de los Negritos es una de las más antiguas que conserva Rabinal, y representa a los ayudantes de los Reyes Magos”, dijo Burrero.

Epifanía

La fiesta de los reyes se conoce como Epifanía (del griego que significa “manifestación”). Representa la llamada de Dios a todos los pueblos de la Tierra. ¿Por qué reyes magos? En lengua persa, “mago” significa “sacerdote”. Más tarde, la tradición les llamó “reyes” en alusión al Salmo 72: “Los reyes de Arabia y Etiopía le ofrecerán regalos”.

El relato bíblico de San Mateo sobre la peregrinación de los Reyes Magos —o sabios— para presenciar la Epifanía del Niño Dios es conmemorado el 6 de enero en diferentes lugares del país, con procesiones, ferias, convites y dramatizaciones. “El pasaje bíblico no menciona que eran reyes ni número ni nombres, pero la tradición católica los ha popularizado como tres: Gaspar, Baltazar y Melchor”, relata el historiador Fernando Urquizú.