Bloqueo en el Libramiento de Chimaltenango: Propietarios de terrenos aledaños se quejan por daños de aguas pluviales

Se reportaron largas filas de vehículos pues durante cuatro horas estuvieron tapados los cuatro carriles del libramiento en el km 61 de la ruta Interamericana, colonia Puerto Rico, Chimaltenango.

Vecinos bloquean km 61 de la ruta Interamericana en el ingreso al Libramiento de Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)
Vecinos bloquean km 61 de la ruta Interamericana en el ingreso al Libramiento de Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé)

Un verdadero caos vial se vivió durante cuatro horas este viernes 18 de junio en la ruta Interamericana, luego que un grupo de personas bloquea el paso vehicular en los cuatro carriles en km 61 de ese tramo, en el ingreso al Libramiento de Chimaltenango, en la colonia Puerto Rico, de esa cabecera departamental.

Los manifestantes acudieron a ese punto a eso de las 6 horas de este viernes y colocaron piedras y palos para impedir el paso en los carriles de Occidente hacia Chimaltenango y el libramiento y viceversa, lo que ha generado caos vial.

Los vecinos informaron que la protesta se debe a que cuando se construyó el Libramiento de Chimaltenango las cunetas para desfogar el agua pluvial fueron desviadas hacia los terrenos de más de 100 personas, pero nunca hicieron un sistema para canalizarlos y por eso cuando llueve los terrenos se inundan y quedan llenos de arena.

Las áreas afectadas son Paraxaj, Xemajuyú, Xejuyú, Las Tunas y Los Cerritos de San Andrés Itzapa, Chimaltenango.

Recordaron que, en 2017 cuando empezaron los trabajos para la obra y se abrió paso entre las montañas del lugar, la constructora no previó un sistema para desfogar el agua de lluvia y los terrenos de maíz y frijol se inundaron, pero en esa ocasión sí les pagaron los daños.

Recordaron que desde 2019, ya cuando la obra estaba funcionando, han tenido problemas con el agua de lluvia en unas 393 hectáreas de terreno ubicadas junto al libramiento, pues debido a un inadecuado sistema de desfogue del agua de lluvia los terrenos se dañan más y más.

Recordaron que el sistema de cunetas es tan malo en el Libramiento de Chimaltenango que incluso la cinta asfáltica se inunda en varios sectores con cada lluvia, lo que también pone en riesgo la vida de las personas que por allí transitan.

Explicaron que lo que desean es que la empresa constructora les pague los cultivos que se han dañado por el agua y la arena que arrastra el agua de lluvia que ellos no han podido contener y que limpien los terrenos.

Diálogo

Agentes de la Policía Nacional Civil y representantes de la Procuraduría d ellos Derechos Humanos llegaron al lugar para mediar con los manifestantes y pedirles que liberaran el paso, pero estos dijeron que no se retirarían hasta que llegara el gobernador departamental, Juan Carlos Ruwet.

A eso de las 9.40 de la mañana, el gobernador Ruwet se hizo presente al lugar y dialogó con los vecinos afectos. Estos le dijeron que el 12 de marzo pasado tuvieron una reunión con autoridades del Ministerio de Comunicaciones en el área afectada.

Contaron que los afectados les solicitaron a las autoridades un resarcimiento por los daños que genera en los terrenos el mal diseño de la carretera.

Que las aguas pluviales sean encausadas hacia el Río de la Virgen, que está en esa área, que se hagan pozos de absorción o una laguna artificial.

Construcción y reubicación de pasarelas, pues las que están instaladas no están en lugares funcionales.

Construcción o remodelación del retorno hacia San Andrés Itzapa, pues no está bien diseñado y ha habido accidentes.

También piden un acceso hacia el Libramiento de Chimaltenango por el camino viejo entre San Andrés Itzapa y la cabecera departamental, pues hay mucha población en el lugar y tienen que ir muy lejos para poder incorporarse a esa obra.

También exigen que se les pague el derecho de vía a un grupo de personas que todavía está pendiente de recibir esa compensación.

Los afectados dicen que se sienten engañados, porque las autoridades no han tomado cartas en el asunto y las cosechas siguen siendo afectados por las inundaciones y eso genera pérdidas económicas para estas familias que viven de la agricultura.

Liberan el paso

El gobernador departamental, Juan Carlos Ruwet, escuchó los argumentos de los vecinos y los citó a una reunión el miércoles próximo para tratar a fondo la situación y ver cómo se puede apoyar a las personas.

Luego de 4 horas de bloqueo, los vecinos se retiraron de la zona y liberaron el paso vehicular.