Correntadas de agua y lodo preocupan a vecinos de El Tejar, que señalan indiferencia municipal

Vecinos de El Tejar, Chimaltenango, señalan que autoridades le restan importancia al problema de las inundaciones, incluso en áreas céntricas.

Publicado el

La calle de El Calvario, en la zona 1 de El Tejar, Chimaltenango, es una de las más afectadas por la lluvia. (Foto Prensa Libre: César Pérez Marroquín)
La calle de El Calvario, en la zona 1 de El Tejar, Chimaltenango, es una de las más afectadas por la lluvia. (Foto Prensa Libre: César Pérez Marroquín)

Durante años, vecinos de varios sectores de El Tejar, Chimaltenango, han sufrido a causa de las correntadas de agua y lodo que inundan el pueblo cada vez que llueve; sin embargo, lo que más les preocupa es la indiferencia de las autoridades municipales para solucionar el problema, pues con el paso del tiempo la situación se torna más difícil.

En las redes sociales, los residentes de ese lugar muestran su desconsuelo durante los aguaceros, pues ante sus viviendas corren grandes cantidades de agua y lodo, que a su paso arrastran todo tipo de desechos y que a su vez dejan intransitables las principales calles del lugar.

“Las lluvias de hace pocos minutos -de este viernes- inundaron la 4ª. calle y 1ª. avenida de la zona 1 de El Tejar, Chimaltenango.  Cada invierno es la misma cosa, entran y salen alcaldes y nunca han hecho nada, y lo triste es que estamos en propio siglo XXI. Qué tristeza”, escribió al número de Guatereporta de Guatevisión Joseph Márquez, un vecino del lugar.

Junto a ese mensaje, Márquez envió varias fotografías con las que evidencia lo grave del problema y a su vez hace un llamado a las autoridades de turno para que busquen soluciones antes de que ocurra una tragedia.

De acuerdo con reportes oficiales, los sectores afectados por correntadas e inundaciones en El Tejar, Chimaltenango, son: El Rastro Viejo, kilómetros 51.5 de la ruta Interamericana; Calle de El Calvario, en la zona 1; Colonia El Calvario, zona 1, Calle Centenario; entrada a la colonia Regalito de Dios, en San Miguel Morazán; y la colonia Monterrey Méndez.

De acuerdo con los residentes, todos esos sectores son céntricos y a pesar de eso las autoridades no les prestan atención al problema; además, señalan contaminación por la acumulación de lodo en las calles que luego produce malos olores y grandes cantidades de polvo, pues tampoco se implementan campañas de limpieza luego de los aguaceros.

 

 

 

También lea: Video: 35 mil personas afectadas en las últimas 24 horas por lluvias en cinco departamentos
 

El alcalde Axel Figueroa dijo que para minimizar el impacto de las inundaciones se han perforado pozos de absorción y señaló que en el pueblo en administraciones anteriores se construyó un túnel para encausar las aguas pluviales, pero debido a irregularidades tiene una demanda y no puede ser utilizado.

“Se han hecho pozos de absorción debido a que el túnel de la Calle Real -Calle Centenario- no se ha podido utilizar porque tiene una demanda en el Ministerio Público. Al tener autorización para poder utilizarlo -el agua- ya no afectaría la Calle Centenario, porque allí conectaríamos toda esa agua.

Correntadas de agua descienden de la parte alta de El Tejar, Chimaltenango, lo que causa serias inundaciones. (Foto Prensa Libre: Joseph Márquez)

Agregó que se le da mantenimiento “constante” a las rejillas para que el agua corra sin problema; además, dijo que algunos sectores, como en la entrada al Rastro Viejo, el agua que se acumula proviene de la cabecera.

Problema añejo y complejo

Según Wotzbely Suárez, delegado departamental de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), las inundaciones no es un problema exclusivo de El Tejar, pero asegura que es uno de los municipios más afectados.

Agregó que, aunque de momento las inundaciones solo impactan en los bienes materiales de los vecinos afectados, monitorean las áreas para prevenir cualquier desastre.

Asegura que ese es un problema añejo y complejo de solucionar, pues en gran parte se debe al crecimiento desordenado del pueblo y la falta de inversión en sistemas de drenajes que estén acorde a las necesidades la población.

También lea: Hundimiento afecta un carril de la ruta entre Ciudad Quetzal y San Raymundo y lluvia causa derrumbes en otros tramos
 

“El problema viene desde hace bastante tiempo, las causas son parte del proceso de crecimiento histórico del municipio, el cual ha sido de manera desordenada. A veces el mismo crecimiento empeora las cosas; por ejemplo, en el tema d drenajes, a veces las nuevas construcciones bloquean las ya existentes”, señaló Suárez.

Además, por el momento descartó que haya riesgo de deslizamientos y reiteró que por cada emergencia que atienden se le hace un reporte de daños y de impacto a la Municipalidad, a quien, a su vez, se le hacen recomendaciones.

Más daños por lluvia

Dos niñas muertas y un hombre desaparecido dejaron las lluvias en Guatemala, elevando a 27 la cifra total de víctimas mortales de la temporada lluviosa 2021 que inició en mayo, informó este viernes 17 de septiembre la Conred.

Las menores, de dos y seis años, murieron ahogadas luego de que el taxi en el que viajaban cayera a la corriente de un río caudaloso en el municipio oriental de Sansare, El Progreso, explicó David de León, vocero de la Conred.

Por aparte, el funcionario dijo que socorristas continúan la búsqueda de un hombre de 30 años, quien fue arrastrado por la corriente “cuando intentó cruzar” a pie un río en el municipio de Siquinalá, en el sur del país.

También lea: En imágenes: Lluvias en Guatemala provocan estragos en viviendas, carreteras, escuelas, puentes y afectan a más de 14 mil personas
 

De acuerdo con la Conred, la temporada lluviosa, que inició en mayo y suele extenderse a noviembre, ha dejado hasta ahora más de 1.3 millones de personas afectadas, principalmente perjudicadas en su desplazamiento por derrumbes en carreteras e inundaciones en poblados, entre otras afectaciones.

Cada año, la temporada de lluvias deja decenas y hasta cientos de muertes en el país centroamericano, una de las regiones más vulnerables ante el cambio climático.

Con información de EFE