335 estudiantes se intoxican

Estudiantes de cuarto y quinto Bachillerato en Educación de la Escuela Normal Doctor Pedro Molina, ubicada en el parcelamiento La Alameda, Chimaltenango, resultaron intoxicados ayer, luego de que el miércoles último consumieron pollo, frijol y arroz, presuntamente en mal estado.

Dos enfermeras evalúan  a una de las jóvenes que resultó afectada por alimentos en mal estado.
Dos enfermeras evalúan a una de las jóvenes que resultó afectada por alimentos en mal estado.

Los afectados indicaron que ese día fueron a la capital a presenciar una obra de teatro, y que los alimentos iban en la parrilla de los buses que los trasladaron.

Añadieron que al concluir la actividad cultural recibieron su almuerzo, y se percataron de que los frijoles y el arroz tenían mal sabor, y al pollo le faltaba cocimiento, pero se los comieron porque tenían hambre.

Los afectados agregaron que al regresar al establecimiento educativo cenaron un tamal con chipilín y salsa de tomate, el cual aseguraron estaba en buen estado.

El maestro Áxel Montúfar dijo que los estudiantes son internos del establecimiento, y que en la madrugada de ayer cuatro iniciaron con vómitos, diarrea y dolor de cabeza; sin embargo, al pasar los minutos, el malestar era evidente en los 335 jóvenes.

Los intoxicados fueron evaluados por socorristas, por lo que 185 fueron trasladados al Hospital Nacional de Chimaltenango y el resto recibió atención en el plantel educativo.

Hidratan a jóvenes

En el referido nosocomio, algunos jóvenes fueron hidratados con suero oral; otros, vía intravenosa.

El estudiante Élder Pérez dijo que el día de la actividad no consumieron comida en la capital, por lo que presume que el almuerzo fue el que les hizo daño.

Lamentó que los encargados de la comida, la cual se prepara en la escuela, no se preocuparan de que los alimentos estuvieran en buen estado.

Investigan causa

Édgar Barrera, epidemiólogo del hospital, aseguró que harán los análisis respectivos para determinar qué bacteria originó el problema, aunque cree que fue la e. Coli o salmonela, pero será hasta hoy que obtendrá los resultados.

Francisco Paredes, supervisor educativo del referido establecimiento, afirmó que pedirán al Área de Salud que evalúe la manera en que se preparan los alimentos dentro de esas instalaciones, y si el personal tiene tarjeta de sanidad.

“Daremos algunas sugerencias a los cocineros, para que tomen precauciones al momento de preparar los alimentos”, aseguró.

Gladis López, directora de la escuela, informó que atienden a 688 estudiantes becados, y que todos reciben alimentación.

López manifestó que la empresa proveedora fue contratada por el Ministerio de Educación y la junta de padres de familia, por lo que ellos tendrán que pedir una explicación al proveedor.

Anunció que hoy entregarán calificaciones a los padres de familia, y que aprovecharán para brindar detalles de lo sucedido.

Al final de la tarde de ayer ya había sido dados de alta los 185 estudiantes que fueron atendidos en el centro asistencial.

Crearán comisión

Rómulo Xicay, director departamental de Educación, respecto de la intoxicación de los  estudiantes aseguró que organizarán una comisión para que investigue lo sucedido.

Agregó que verificarán si el contrato con el proveedor de comida contempla qué tipo de alimentos se debe ofrecer a los estudiantes  cuando es una actividad fuera del aula.

Xicay resaltó que esperará los resultados de los análisis efectuados en el nosocomio para deducir responsabilidades.

Miriam Morales, del Departamento de Fortalecimiento a la Comunidad Educativa de la Dirección Departamental de Educación, indicó  que antes cada estudiante tenía un presupuesto mensual de Q400, pero ahora el monto aumentó a Q650, por lo que el servicio de comida debe ser de calidad.

Morales expuso que al descubrir lo que pasó se  tomarán acciones drásticas.

185 estudiantes atendidos en el hospital fueron dados de alta ayer.