Libramiento de Chimaltenango: identifican grietas en la “megaobra” y analizarán si también hay cavernas

Autoridades reportaron varias grietas en un tramo del Libramiento de Chimaltenango, lo que será analizado por expertos para descartar riesgo para conductores.

Publicado el
Conred y Bomberos Municipales Departamentales, en el lugar de las grietas.  (Foto: Conred Chimaltenango)
Conred y Bomberos Municipales Departamentales, en el lugar de las grietas. (Foto: Conred Chimaltenango)

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) informó que este domingo 21 de octubre fueron alertados de que en el Libramiento de Chimaltenango se registraron varias grietas en el asfalto, y solicitarán que expertos evalúan si podría haber peligro de cavernas. 

Mario Argueta, delegado departamental de Chimaltenango, explicó que los daños se encuentran en el kilómetro 51.2, cerca de una pasarela, adonde fueron destacados junto con los Bomberos Municipales Departamentales.

“Luego de un estudio técnico breve, se logra determinar en ambos carriles que comunican del Occidente hacia Ciudad de Guatemala y de Guatemala a Tecpán una anomalía, se observan grietas”, explicó Argueta.

Agregó que, debido a que la evaluación fue rápida, se solicitará a expertos geólogos para un estudio profundo para determinar si se trata de un hundimiento.

“Cabe resaltar que en ambos recorridos en las plataformas de la pasarela se observan grietas de distintos tamaños en los cuatro carriles”, agregó.

Explicó que también se efectuó un recorrido por el área boscosa aledaña a las anomalías, pero no se detectó ningún vestigio de río o corriente de agua que estuviera socavando el lugar.

“Ya serán los expertos que lleguen en el transcurso de esta semana con instrumentos para poder identificar la magnitud de estas grietas y si existe algún tipo de caverna que pueda suscitarse más adelante como lo que ya conocemos de lo que es Villa Nueva y San Martín Jilotepeque”, enfatizó el delegado.

Recordó que la carga vehicular en el lugar es de unos 20 mil vehículos diarios, por lo que luego del estudio se determinará si es necesario cerrar el paso.

“Esperamos que únicamente sea la parte del pavimento que se está colapsando, pero ya serán las autoridades correspondientes que den el dictamen”, expresó Argueta.

De acuerdo con fuentes que hicieron un recorrido por el lugar, los de la constructora ya tenía conocimiento de esta situación, ya que se puede observar que unas grietas pequeñas fueron tapadas con petróleo líquido.

El socorrista Pedro Us, de El Tejar, comentó que al tener conocimiento de esta situación, de inmediato avisaron adonde corresponde, ya que es mejor prevenir y no lamentar.

“Se logra ver que es pequeña la grieta y hundimiento pero es mejor actuar antes, no está demás recomendarle a los pilotos que usan esta ruta manejar con precaución para evitar hechos lamentables”, expresó Us.

“Es lamentable que en una ruta nueva pase esta situación, ya que el Libramiento ha dado mucho de que hablar, esperamos que este problema no pase a más y se exija la reparación de los daños a quienes la construyeron porque el precio de la obra es muy alto”, refirió, en tanto, Osiris Quiñonez, piloto.

Bomba de tiempo

El 28 de septiembre último, los encargados del proyecto Libramiento de Chimaltenango advirtieron en un comunicado de que vecinos del área bloquean cajas de captación de agua de lluvia a la orilla de la ruta, lo que podría generar accidente viales y daños como los registrados en carretera a el Salvador.

El texto dice que los reportes del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) advierten de que el área del Libramiento de Chimaltenango es susceptible a lluvias constantes que “provocan no solo saturación de suelos, sino también fuertes precipitaciones que, en el caso de la carretera deben desembocar en los lugares en donde se construyeron las cajas de captación, mismas que han sufrido bloqueos y taponamientos por parte de personas con intereses particulares”.

Agrega que “los taponamientos constituyen un hecho deliberado por parte de un grupo de pobladores de las áreas adyacentes a la carretera, lo que ha provocado, no solo la obstrucción del sistema de captación de las precipitaciones pluviales, sino perjuicios a los sistemas que en el momento de colapsar totalmente pueden representar, además de inconvenientes en el desfogue de las aguas, accidentes a los usuarios que transitan por la ruta diariamente”.

(Foto Prensa Libe: Víctor Chamalé)

“Megaobra” se cae a pedazos

Los 14.5 kilómetros de cuatro carriles que se planificaron para aliviar el paso de la carretera, denominada “Libramiento de Chimaltenango”, fueron presumidos en abril de 2019 por el entonces presidente Jimmy Morales como una “megaobra” e “hito histórico” de su mandato para beneficiar a más de seis millones de guatemaltecos.

Ahora la carretera es afectada seriamente durante la temporada de lluvia y el costo de la inversión creció una cuarta parte de su presupuesto original y la obra aún no ha sido recibida de manera oficial por el Gobierno.

Lea también: El mapa de Conred que alerta sobre más de 10 mil puntos de riesgo a inundaciones y deslizamientos en Guatemala

Los comunitarios cercanos a la obra, en tanto, reclaman que los desfogues les afectan en sus cultivos y causan inundaciones en sus propiedades.

La obra está bajo proceso de investigación, pues el Ministerio Público sostiene que en noviembre de 2017 se suscribió un contrato modificatorio por Q64.5 millones, por lo cual la obra alcanzó los Q451 millones; luego de esto se creó la empresa Renova Ingenieros, entidad que no estaba inscrita en el Registro de precalificados de obras del CIV y presentó documentos falsos. Para luego recibir otro contrato que elevó a Q528.6 millones la obra.

Los encargados de la construcción del paso han atribuido los constantes daños a la saturación de los suelos debido a las fuertes lluvias.

(Foto: Conred Chimaltenango)

(Video: Conred Chimaltenango)