Veneran a San Simón, un santo popular nacido del sincretismo religioso

Cada 28 de octubre, San Andrés Itzapa, Chimaltenango, recibe a miles de personas que veneran a San Simón, el santo que no mira credos.


La imagen de madera de San Simón es cubierta con un plástico transparente durante su celebración. (Foto Prensa Libre: AFP)
La imagen de madera de San Simón es cubierta con un plástico transparente durante su celebración. (Foto Prensa Libre: AFP)

Cientos de guatemaltecos, acompañados de mariachis al estilo mexicano, rindieron culto este lunes 28 de octubre a San Simón, un santo popular nacido del sincretismo religioso, adorado también por pandilleros, prostitutas y el crimen organizado.

“Vengo a dar gracias, no a pedir”, cuenta Norma, quien viajó desde Los Ángeles, California, para agradecer a San Simón por que en 1990 se fue como migrante indocumentada a Estados Unidos y ya logró obtener la ciudadanía.

 

Algunos de los asistentes a la celebración de San Simón, en San Andrés, Itzapa, Chimaltenango, fuman puros artesanales. (Foto Prensa Libre: EFE)

En agradecimiento, Norma (no reveló su apellido) le pagó tres horas de mariachi al santo.

 

Los músicos, vestidos con los tradicionales trajes mexicanos, amenizaron el pequeño templo donde es adorado por files que le piden dinero, salud y protección.


Los altares con frutas, comida y licores son parte de la celebración de San Simón, en San Andrés Itzapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: AFP)

La singular fiesta se celebra cada 28 de octubre en San Andrés Itzapa, Chimaltenango, para honrar al santo que no tiene el reconocimiento de la Iglesia católica.

 

La celebración inició la noche del domingo 27 de octubre con una fiesta popular con música y se extiende todo este lunes en el pequeño poblado.


Las denominadas limpias son tradicionales durante la celebración de San Simón (Foto Prensa Libre: EFE)

Antonio salió temprano de la capital junto a su esposa e hija. Lleva 8 años de visitar en esta fecha a San Simón, a quien agradece su intercesión que, según él, le ayudó a alejarse de las drogas y el alcohol.

 

Los devotos hacían largas filas para llegar al santuario donde permanece la imagen del santo de madera, sentado en una silla y vestido con traje negro.

Imágenes pequeñas de San Simón también son veneradas en el templo de San Andrés Itzapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: AFP)

En los días de peregrinación, el santo está cubierto con un plástico transparente, pues es costumbre que los fieles le lancen escupitajos de aguardiente a la cabeza y la cara, antes de suplicarle milagros y favores como salud, amor y dinero.

Los rituales en torno a la fiesta del santo evidencian su carácter sincrético: altares con frutas, flores, puros artesanales, velas y licor, combinan con elementos de los cultos católico e indígena.


Los puros no hacen falta durante la celebración de San Simón, en San Andrés Itzapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: EFE)

El olor del tabaco y el aguardiente se mezcla con el de las hierbas aromáticas que esparcen los “brujos” entre devotos que les pagan para que les alejen los malos espíritus y atraer prosperidad.

 

Los guías espirituales explican que San Simón recibe a todos, es imparcial y justo con sus seguidores, por lo que es frecuente hallar entre los visitantes a prostitutas y pandilleros.


Familias completas asisten a la celebración de San Simón, en San Andrés Itzapa, Chimaltenango. (Foto Prensa Libre: AFP)

Le puede interesar:

 

> Cuáles son los pecados del libramiento de Chimaltenango

 

> Cierran hasta nuevo aviso el libramiento de Chimaltenango por “mal” clima

 

> Costo del libramiento de Chimaltenango podría aumentar un 40 por ciento

0